Tocando el cielo desde 'El Arcángel'


Algunos miembros del Club Deportivo de Montaña 'Aplastacumbres', han sido de los últimos en atreverse a esta aventura

Hay muchas formas de ver Córdoba; en bici, disfrutando de un agradable paseo en coche de caballos, recorriendo sus calles y rincones a pie… Sin embargo, existe una manera de ver la ciudad con cierto “nivel”. Y es que si hay una posibilidad de contemplarla al completo, esa es desde el mismo cielo.

Córdoba Vuela Escuela de Paramotor -empresa nacida en 2007- ofrece esta alternativa prácticamente todos los días en el campo de vuelo ‘El Arenal’. Desde este lugar, el Técnico Deportivo en Paramotor Rafael Tena Rísquez, instructor y piloto de competición con gran palmaré, hace posible que aquellos que lo deseen puedan experimentar lo que siente un pájaro al viajar por el cielo.

“No cabe duda que Córdoba es un paraíso del paramotor porque aquí a penas tenemos vientos de más de 20 kms hora en todo el año”, asegura Rafael Tena. “No existe instalado ni un solo aerogenerador en toda la provincia de Córdoba y eso es porque aquí el viento brilla por su ausencia”, añade el director de la escuela.

La ciudad de Córdoba, además, se encuentra ubicada en un lugar geográfico donde el Valle del Gaudalquivir y Sierra Morena conforman un microclima que la convierten en uno de los lugares más aptos para el vuelo en paramotor de todo el mundo. “Pocos días el viento nos impide volar y pocos son también los días donde la lluvia no nos permite salir a visitar el cielo”, asegura el técnico deportivo.
Algunos miembros del popular Club Deportivo de Montaña ‘Aplastacumbres’, han sido de los últimos en atreverse a esta aventura para disfrutar de una nueva experiencia “caminando” como suelen hacer por la Sierra de Córdoba, pero esta vez entre las nubes que la cubren.
 

Viajar en paramotor

El Paramotor es la forma más sencilla de aviación ligera que existe, una de las más seguras, y también la de menor costo. Consiste en volar gracias a la sustentación dada por un parapente (planeador de tela) y la propulsión otorgada por un pequeño motor con una hélice en la espalda del piloto, aparato que también recibe el nombre de paramotor. Todo el equipo no pesa más de 32-40 kg, y la mayoría cabe en el maletero de un automóvil normal, según explica a la Voz Rafa Tena.

“Desde que se creó la escuela hemos enseñado a volar a 160 alumnos tanto con despegue a Pie como Despegue Mecánico (Trike) y nos enorgullecemos de ser la Escuela de Paramotor con más actividad de España”, destaca el técnico deportivo.
El vuelo de media hora en paramotor tiene un coste de 60 euros. No hay limitaciones en cuanto a peso o condición física del pasajero. Incluso vuelan muchos discapacitados.  Se trata de una forma totalmente seguro de visitar el cielo pues la siniestralidad es prácticamente nula.
Vistas de la Plaza de La Corredera
 
 
 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here