Los desesperados intentos de Rafael Gómez por no ir a la cárcel


Los abogados del empresario cordobés han conseguido aplazar su entrada en prisión, tras varios recursos y una carta abierta de sus hijos

Rafael Gómez.
Rafael Gómez. /Foto: LVC

A principios de este mes de septiembre, se hacía firme la sentencia del Juzgado de lo Penal número 3 de Córdoba que condena a Rafael Gómez a cinco años y tres meses de prisión, además de a una multa de cerca de 112 millones de euros, como autor de dos delitos contra la Hacienda Pública por el impago de casi 29 millones. La defensa del empresario cordobés ha puesto en marcha varías vías, desde entonces, hasta que este pasado miércoles se conocía que el Juzgado concedía una ampliación de plazo para entrar en prisión al empresario y ex edil del Ayuntamiento de la capital cordobesa.
Esa medida propicia que, a priori, Gómez no pise la cárcel al menos hasta finales de octubre o principios de noviembre. Tiempo que sus abogados invertirán para que no se llegue a tal extremo. Numerosas medidas legales a las que hay que sumar las sentimentales. Y es que, a lo largo de este mes, los cuatro hijos del empresario han salido en defensa de su progenitor. Ello por medio de una carta abierta en el perfil oficial de la red social Facebook, de su padre.
En la misiva, los hijos de Gómez aseguraban que “quien tuvo oportunidad de presenciar el juicio, pudo comprobar la animadversión e inquina personal hacia nuestro padre por parte de los peritos de Hacienda en sus manifestaciones”. Para, acto seguido, recordar que Gómez ha estado “toda su vida ha luchado para crear puestos de trabajo y así poder ayudar a los demás”. Y han subrayado que, “siempre que alguna persona le ha contado cualquier problema o preocupación, él lo ha hecho suyo, poniéndose siempre en el lugar de esa persona y le ha ayudado lo máximo que ha podido”.
Finalmente, el comunicado de los cuatro vástagos de Gómez cataloga como injusto “lo que quieren hacer con él, una persona inocente”. Por ello aseguran que “no podemos quedarnos callados, sin luchar por la libertad de nuestro padre”. Y añaden que “no podemos consentirlo”, ya que “es inocente”. Y realizan un llamamiento en el que piden “ayuda” y así “evitar esta injusticia para nuestro padre, un hombre bueno, un hombre inocente”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here