Peligro: Los vecinos de la Colonia de la Paz acusan al Ayuntamiento de desoírlos


Colonia
Entrega de firmas de los vecinos de la Colonia de la Paz contra el plan de tráfico.

Los vecinos de la Colonia de la Paz siguen su lucha para que el Ayuntamiento los escuche. Así lo han puesto de manifiesto tanto el presidente de la asociación de la Colonia de la Paz, Francisco Delgado, como el portavoz de la Federación Haz tu Futuro, Manuel Ortega. Estos han presentado en el Ayuntamiento alrededor de 400 firmas y una carta remitida al Defensor del Pueblo, posicionándose en contra del cambio del tráfico en la Colonia.
Ortega ha realizado un repaso de los acontecimientos que se han producido en estas últimas fechas y ha calificado la decisión, adoptada por el Área de Movilidad municipal, como “unilateral”. Y ha valorado que, anteriormente, la distribución del tráfico funcionaba sin problemas y, con el cambio, lo que se ha conseguido es “aislar aun más a la Colonia de la Paz”. Asimismo, ha subrayado que los comerciantes están en contra del nuevo plan, ya que “supone una merma porque son pequeños establecimientos”, mientras que algunos de los mismos estiman que han tenido entre “un 30 y 40 por ciento” de caída en el volumen de negocio.
“Llevamos desde el mes de agosto intentando hablar con el concejal”, ha desvelado Ortega. Éste ha explicado que han conseguido hacerlo con la presidenta de la Junta Municipal de Distrito, pero “hasta la fecha no se nos ha dado respuesta” y “ello con el riesgo que esto supone”. En este sentido ha confesado que la segunda medida de presión para que sean atendidas sus quejas será conseguir que vayan al pleno. Mientras que, la tercera será organizar una manifestación (para mediados de octubre), cuyo permiso solicitarán este viernes 29 de septiembre. “Se nos acusa de querer romper la participación y los que lo hacen son estas personas (por la presidenta de la Junta de Distrito), que hacen usos espúreos de estos organismos”.
Calles como Historiador Dozy serían de las más afectadas por el cambio de regulación del tráfico, convirtiéndola en un peligro “porque los coches no se paran”. Mientras que otra de las denuncias de Ortega ha sido la del traslado de algunos contenedores. El mismo implicaría que, en un barrio donde la media de la población es de avanzada, las personas mayores tengan que desplazarse unos 300 metros. “Están preocupadas porque hagan ejercicio cardiovascular”, ha ironizado Ortega.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here