Populismo en el pregón de la Velá


Antonio Manuel Rodríguez Ramos realiza una intervención con marcados tintes políticos e ideológicos

populismo
Antonio Manuel Rodríguez Ramos, durante el pregón de la Velá./Foto: LVC

La Mezquita-Catedral, San Rafael y la Fuensanta. Estos han sido los tres ejes sobre los que ha orbitado el pregón de la Velá 2017, que ha pronunciado Antonio Manuel Rodríguez Ramos. Sin embargo, lejos de ahondar en la vertiente religiosa de estos, el exaltador de las celebraciones lúdico-civiles ha estado a la “altura” de lo que se esperaba y ha realizado un alegato en el que ha habido espacio para reivindicar la “tolerancia” de Córdoba a las religiones que han profesado sus habitantes (más por comodidad que por convencimiento, según el pregonero), como sobre los “verdaderos” propietarios de la Plaza del Pocito. Este último aspecto llevado a cabo con connotaciones cargadas de populismo.
Presentado por la alcaldesa como “un hombre del Renacimiento”, Rodríguez Ramos no ha tenido el suficiente poder de convocatoria para llenar el aforo de la Plaza del Pocito. El pregonero ha utilizado varios “símbolos”, que le han servido para mostrar su línea de pensamiento. Y es que se ha lamentado de la ausencia del nombre río Guadalquivir, además de utilizar el Puente Romano (“cordón umbilical entre oriente y occidente”), para llamar la atención sobre “la fosa común del Mediterráneo”. Ello para, una vez realizado el llamamiento sobre los “refugiantes y refugiados”, explicar que en el puente se halla “una de las metáforas más elocuentes de las formas de ser de Córdoba. “A un lado San Rafael, el patrón elegido por el pueblo; al otro, un artefacto de piedra con los santos oficiales (en alusión a San Acisclo y Santa Victoria), respetados pero indiferentes para la mayoría”.
En ese momento, el pregonero nombrado por el Ayuntamiento ha realizado una de las soflamas que han marcado la línea de su alocución. Con una defensa encendida de San Rafael, Rodríguez Ramos ha señalado que “mirando a la desembocadura (del río), un bloque muerto, alumbrado artificialmente, protegiéndose de no sé sabe quién con un candado y un cristal. Uno (el Arcángel) es querido por el pueblo; el otro, simplemente, tolerado”. Lo que le ha llevado a afirmar que “Córdoba es integradora y no integrista”. Es por ello que “el pueblo acepta que la mezquita tenga una Catedral en su interior, pero no entiende a quienes la desprecian hasta el extremo de quererle quitar su nombre”.
Con la Fuensanta como un concepto abstracto y sin alusiones a su esencia religiosa como Virgen, la parte final del pregón de la Velá ha servido a Rodríguez Ramos para emitir una especia de mitín en el que ha “legitimado” la Plaza del Pocito como propiedad del pueblo. Para ello ha utilizado recursos propios del populismo de algunos sectores de la izquierda más radical. De hecho, el pregonero ha llegado a utilizar la famosa máxima de que “la sangre es roja y el corazón late en la izquierda”, levantando los aplausos de los parroquianos.
Finalmente, en un alarde de populismo que ha encontrado una respuesta entusiasta de los asistentes, incluidos la alcaldesa y concejales como Carmen González, Alba Doblas o Emilio Aumente, Rodríguez Ramos ha dejado claro -a su entender- que la plaza es de los niños que juegan ella, de la mujer maltratada, el obrero, del parado y de quién ocupó un piso porque lo desahuciaron.

4 Comentarios

  1. La ignorancia es muy atrevida. Poco sabe el pregonero de la Historia de Vordoba. Basta ver como trata a sus patronos y con que estulta alegria se lanza a hablar de ellos contraponiendolos a San Rafael… Pobre… Por lo demas, a la vista de la cronica, el exito esperado en un discurso – prefiero no llamarlo pregón – populista, y sin consistencia, dirigido a regalar los oídos a un efímero y escaso público que estaba de fiesta…

  2. Muchas personas no oyen lo que se dice, sino que solo escuchan lo que quieren o pueden. Este es el caso del articulista que lejos de tener el corazón abierto solo ha tenido oídos para arremeter contra todo lo que su estrecha y caduca mentalidad le ha parecido “populismo”. Populismo lo que usted hace señor Blas, pocas veces he visto una visión tan falsa y sesgada de un discurso.

  3. Qué triste que un “Pregón” se tenga que ver tan clara y contundentemente respondido, y cargado de datos objetivos y razones como lo ha ocurrido al de la Vela… Enhorabuena a la Cofradía de la Misericordia por poner al populista e ignorante “pregonero” en su sitio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here