La protección contra ataques se podría ampliar a zonas comerciales


Además de las medidas adoptadas en el casco histórico, la próxima semana se estudiarán nuevas acciones en otras zonas de la ciudad

zonas
Paseo de la Avenida Al-Nasir./Foto: Jesús Caparrós

La jornada de ayer miércoles fue testigo de cómo se blindaron algunos de los espacios más emblemáticos y transitados del casco histórico cordobés, a fin de protegerlos en la medida de lo posible contra un posible ataque terrorista con los métodos de atropellamiento masivo utilizados últimamente en diversos países europeos, el último y uno de los más graves, el de Las Ramblas de Barcelona.
En concreto, el Ayuntamiento instaló ayer grandes maceteros en los accesos al Puente Romano, así como en la Puerta del Puente, para proteger al máximo el entorno de la Mezquita-Catedral. Los lugares donde se ubicarán las restantes medidas de seguridad ya están decididas y son: Amador de los Ríos, Paseo de la Ribera entre Cruz del Rastro y esquina del Seminario con Calle Santa Teresa del Jornet.
Sin embargo, estos no son los únicos espacios por los que transitan un gran número de personas en la ciudad. Tras la consulta realizada por La Voz a fuentes cercanas a este proceso, nos han confirmado que la próxima semana la comisión permanente de carácter técnico creada a tal efecto, estudiará y analizará nuevas zonas consideradas críticas, por el volumen de personas y su fácil acceso, y que posiblemente habrá más zonas en las que se ubicarán elementos de protección en prevención de un posible ataque terrorista. Y es que parece evidente que el casco histórico era lo que más urgía, si bien los centros comerciales abiertos y los grandes paseos que posee Córdoba no deben olvidarse y por tanto también serán objeto de análisis y posiblemente de protección.
Uno de los ejemplos se halla en el amplio paseo del Vial Norte y su espacio peatonal que cruza las avenidas de Al-Nasir y de la Libertad, o las Calles Cruz Conde y Jesús y María que a todos nos vienen a la cabeza. Éstas  pueden ser algunas de las zonas que se protejan en las próximas semanas, bien con medidas visibles o con cualquier otra actuación que se considere necesaria.
Medidas invisibles
Aunque, por lógica prudencia, no se conocerán todas las medidas concretas que se adoptarán, sí se sabe que de la misma ha surgido una comisión permanente de carácter técnico compuesta por miembros de la Policía Nacional y Policía Local, a los que se sumará la Guardia Civil y la Policía adscrita a la Junta, que estudiarán todas las medidas para proteger a la ciudad de algún posible atentado. Además de las medidas físicas y visibles de seguridad, como la instalación de bolardos o el despliegue de agentes de policía, tanto el subdelegado como Isabel Ambrosio subrayaron que habría otras medidas “invisibles” para los ciudadanos que también ayudarán a incrementar la seguridad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here