¿Por qué siguen pasando los coches por Capitulares?


Vehículo circulando por Capitulares.
Vehículo circulando por Capitulares. /Foto. LVC

Muchos se preguntan que si la calle Capitulares, después de toda la polémica, es peatonal a todos los efectos, por qué pasan vehículos por ella con una frecuencia que deja de ser anecdótica y que llama la atención. En los primeros días de mayo entraba en vigor un plan de tráfico que afectaba a una treintena de calles del casco histórico, pero tenía su punto estrella en la peatonalización total de la calle Capitulares, una medida no exenta de polémica que contó con el rechazo de los vecinos afectados de la zona. Ahora, hay mañanas en las que unos diez vehículos la cruzan de Alfaros a Claudio Marcelo, y viceversa.
Desde entonces se dijo que por esos 80 metros de calle no se permitiría ningún tipo de vehículo, ni oficial siquiera. Los de Sadeco sólo podrían transitar cuando se encuentren realizando labores de limpieza. Con estos preceptos echó a andar un plan de tráfico que con el tiempo se vio que no todo el mundo cumple con lo de no pasar por Capitulares, y eso que está señalizado en Claudio Marcelo, San Pablo y frente a Alfaros.
Como la calle está abierta por ambos extremos para permitir el tránsito de vehículos de emergencia (Policía, Bomberos y ambulancias) muchos se cuelan, pero todo tiene una explicación. Preguntado por este hecho, el concejal de Movilidad, Andrés Pino, explica que, pese a la señalización, quienes lo hacen obedecen a las indicaciones del GPS de su vehículo que no está todavía actualizado.
Vehículo circulando por Capitulares.
Vehículo circulando por Capitulares. /Foto. LVC

Pino explica que informaron a Google, como suministrador de esta información, del cambio que iban a hacer en el tráfico del centro de Córdoba y que una vez que el plan entró en funcionamiento, en los primeros días, vinieron de esta empresa “con unas motos” y sus aparatos de medición con las que hicieron el recorrido acorde a la nueva circulación, de modo que así quedara registrado en el sistema de GPS. El problema surge en una segunda fase, que ya no depende ni del Ayuntamiento ni de Google, y consiste en la adaptación que hacen las empresas que gestionan estos aparatos de los nuevos datos, que según han informado al Ayuntamiento el proceso de actualización viene a tardar unos seis meses. Además, hay que añadir que los usuarios de Tomtom tienen que actualizar su base de datos, ya que en caso contrario entrarán con su coche en la calle Capitulares. Por eso la mayoría son vehículos foráneos.
 

2 Comentarios

  1. La explicación no deja de ser bastante peregrina. Si hay una señalización que lo prohíba que más da lo que diga el GPS o el programa de Tomtom. Parece que los ciudadanos seamos “tomtones”. O sea que el GPS prima sobre la ordenación del territorio, vamos hombre. Cuando viajas con el GPs, y descubres que cuando te dice que pases por un lugar y han cambiado la circulación, yo no entraría.

  2. Mis niños juegan en este zona con sus patines. Si uno de estos coches siguiendo su GPS en lugar de la señalización de la calle choque con ellos, que pasaría? Eso no es excusa ninguna. Hay que empezar de multar antes que pasa algo grave.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here