¿Por qué un cordobés acaba haciendo la Guerra Santa?

35

Su madre, Tomasa, huyó en el más absoluto de los secretos y cerró todas las puertas de comunicación con la familia que dejaba atrás. Años después, la yihad sigue instalada en la familia cordobesa.

Daesh
Muhammad Yasin Ahram Pérez, terrorista del Estado Islámico con procedencia de Córdoba, que aparece en el vídeo donde se amenaza a España.

Vamos sabiendo más cosas del protagonista del video terrorista, Muhammad Yasin Ahram Pérez “el Cordobés” y de su proceso de radicalización. Una Malagueña criada en Córdoba llamada Tomasa es su madre. Según datos publicados en 2014 “la última española confirmada en hacer el petate para ir a la yihad”. Su padre, Abdelah Ahram, es un marroquí sentenciado a 10 años de prisión por la justicia marroquí, acusado de terrorista especializado y de proyectos suicidas, además de poseer material explosivo y que aún cumple condena.
De este matrimonio nacen 6 hijos, 5 varones y una niña, el mayor de ellos el protagonista del video, Muhammad Yasin Ahram Pérez, se unió a las filas del califato cuando tenía 19 años, el pasado año 2014. Toda la familia milita hoy en las filas del Estado Islámico. Pero Tomasa no siempre fue así, es el claro ejemplo de una española que se “enamora” y es radicalizada y “captada”.
La vida y escapada de Tomasa Pérez, narrada por Crónica en un reportaje de 2014, comienza hace 41 años en la Costa del Sol junto a su padre, un adinerado constructor, pero al poco tiempo se trasladan a Pedro Abad. Según los vecinos de esta localidad, una “buena estudiante” hasta que un año antes de cumplir la mayoría de edad, Tomasa conoce a Abdelah Ahram, de 18 años. Al poco tiempo dejó su casa y los suyos. Todo por Ahram, quien ahora cumple condena en una cárcel de Marruecos. Durante años, estuvieron viviendo de alquiler en Alcolea.
La vida de Tomasa dio un vuelco en abril de 2011 cuando le comunican que su marido había sido condenado a 10 años de prisión por la justicia marroquí, acusado de terrorista especializado y de proyectos suicidas, además de poseer material explosivo. Fue entonces cuando Tomasa tomó la ruta Marruecos-Turquía-Siria y al menos cuatro vástagos le acompañaron: Yunes, Islam, Ousama y Quodama. Antes, ya habían acudido a la llamada del califato sus dos hijos mayores: Muhammad Yasin y Musa.
Los padres de Tomasa, Carmen y Ramón, pensaban que ella y sus retoños estaban en Marruecos, ese primer destino al que la mujer se dirigió. Ambos recordaban en el reportaje de Crónica cómo su yerno les dijo: “A vuestra hija no la vais a ver más”. Ninguno de los dos quiso perder la esperanza de recuperar a su hija y a sus nietos.
Años después de todo aquello, Tomasa continúa siendo conocida como “la española del califato”. Su marido, Abdelah Ahram también es parte de la organización, igual que su hermano.
Preguntas de unos abuelos
Sus padres no lograban entender tampoco qué era lo que impedía a su hija regresar a Córdoba junto a ellos. Carmen lloraba durante aquella entrevista. “¿Qué le impide a ella volver aquí? Ahora es cuando tiene que venir en busca de sus padres. Que se maten entre ellos, pero a los niños que no les hagan daño”.
Carmen y Ramón ni siquiera sabían que tenían 6 nietos. Su hija Tomasa huyó en el más absoluto de los secretos y cerró todas las puertas de comunicación con la familia que dejaba atrás. Años después, la yihad sigue instalada en la familia cordobesa. La madre sigue en Daesh, con sus hijos como parte del ejército yihadista. Ahora lanzan vídeos de amenaza al país que les vio nacer.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here