El espectáculo del Alcázar vuelve en septiembre tras dos años de paralización


El teniente de alcalde de Presidencia del Ayuntamiento de Córdoba, Emilio Aumente, ha suscrito hoy el contrato administrativo del servicio de diseño, producción, desarrollo, asistencia técnica y puesta en marcha de un espectáculo nocturno en el Alcázar de los Reyes Cristianos, tras su adjudicación por acuerdo de la Junta de Gobierno Local el pasado 21 de julio, curiosamente a la misma empresa que lo gestionaba años atrás y a la que el gobierno municipal decidió no mantener su continuidad en un proceso que finalizó con el archivo de la denuncia interpuesta contra el concejal del PP Rafael Navas por supuestas irregularidades en el mismo.

Firma del contrato del espectáculo del Alcázar.
Firma del contrato del espectáculo del Alcázar. /Foto. LVC

La firma se ha realizado por el delegado de Presidencia, la representante de la empresa adjudicataria del mismo, Comsa Service Faciliy Management SAU, Amparo Ibáñez, y el titular del Órgano de Apoyo a la Junta de Gobierno Local. Según recoge el contrato, el precio del mismo, como resulta del acuerdo de adjudicación, asciende a la cantidad de 92.628.33 euros más 19.451,95 euros del 21 por ciento de IVA, que suma un total de 112.080,28 euros, en cuyo precio se incluyen sin coste alguno para el Ayuntamiento la realización de 104 pases anuales adicionales a los exigidos en el pliego.
Dicho contrato -se añade- no podrá ser objeto de revisión de precios y la duración del contrato será de un año, a contar desde el día siguiente a la formalización del mismo, disponiendo del plazo de un mes, desde dicha fecha para la producción de la proyección y el espectáculo, y de tres días de prueba añadidos antes de la inauguración.
Este espectáculo del Alcázar, que ha privado a la ciudad durante este tiempo de un atractivo para incrementar las pernoctaciones, se puso en el punto del mira del cogobierno desde el primer momento. El delegado de Turismo, Pedro García, lo intentó mantener con trabajadores municipales, pero fracasó en el intento y después tuvo que sacar por dos veces el pliego de condiciones debido a los errores que había en el mismo. Finalmente, de las dos empresas que acudieron al concurso se le adjudicó, curiosamente, a la misma que lo había realizado durante el mandato del PP.
Diferencias entre el contrato anterior y el actual
En el anterior contrato,  la empresa adjudicataria pagaba al Ayuntamiento un canon anual de unos 70.000 euros más una parte de la recaudación por comercializarse las entradas a través del Consorcio de Turismo. La recaudación en horario municipal la hacía el Ayuntamiento y la venta de las entradas del espectáculo la hacía la empresa y con ello también daba derecho a visitar el Alcazar en los horarios que estaba cerrado al público, asumiendo la empresa todos los gastos de abrir a esas hora. Ahora, el Consistorio va a pagar unos 100.000 euros a la empresa y se encarga de cobrar las entradas, asumiendo el Ayuntamiento los gastos de personal de taquilla en las horas del espectáculo y previas. De este modo, la empresa Comsa Service Faciliy Management SAU cobrará siempre lo mismo, pase lo que pase.
Antes estaba abierto todos los días del año, mañana y tarde, excepto el 25 de diciembre y el 1 y 6 de enero. Todos los días del año había espectáculo nocturno y algunos hasta cuatro pases. Con el nuevo sistema, va a seguir cerrado el Alcázar todos los sábados y domingos por la tarde, y todas las tardes desde el 15 de junio al 15 de septiembre, y espectáculo nocturno no habrá todos los días del año, y los días que haya habrá solo un pase, con posibilidad de que algún día haya dos pases. Esto dependen de la disponibilidad de personal municipal para poder cubrir todos estos puestos de trabajo que se suman a los de la apertura en visita turística del monumento, lo que incrementa considerablemente los costes para el Consistorio dada la estrechez de la plantilla municipal.
El mantenimiento de proyectores, fuentes y iluminación era antes con cargo a la empresa. En el nuevo contrato se contempla que todo será con cargo al presupuesto municipal y con empleados públicos, con las limitaciones que esto conlleva.
Antes había unas 14 personas contratadas por la empresa y a cuenta de la misma que fueron al paro cuando el delegado de Turismo, Pedro García, decidió la no continuidad del espectáculo nocturno. Ahora solo va a haber cuatro contratadas por parte de la empresa para el espectáculo, y solo par tareas técnicas. El mantenimiento, taquilla, apertura y cierre, será por cuenta de todos los cordobeses. Lo mismo ocurre con las mejoras en el espectáculo, antes corría con ellas la empresa y ahora lo hará el Ayuntamiento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here