El cromosoma xy y la tendencia a delinquir

30

A veces los datos sorprenden y otras veces tienden a confirmar lo que ya sabemos... ¿de verdad delinquen más los hombres que las mujeres?

La provincia de Córdoba ha registrado en 2016 un total de 379 mediaciones con menores infractores, un 1,6% más que el año anterior, gracias al programa que gestiona la Consejería de Justicia e Interior de la Junta de Andalucía para impulsar este sistema de resolución extrajudicial de conflictos como método de reeducación y reinserción, según ha informado la delegada del Gobierno andaluz en Córdoba, Rafi Crespín. Pero el dato que sorprende y confirma lo que ya parecía evidente es que de las 2.030 mediaciones con menores infractores realizadas en 2016 en toda Andalucía, el 71% se llevó a cabo con chicos y el 29% con chicas. En cuanto a los tramos de edad, la mayoría de los beneficiarios de este sistema de resolución extrajudicial fueron menores de entre 16 y 17 años, que representan el 52%, seguidos de los 14 y 15 años -41%-, mientras que los que han cumplido los 18 años suponen el 7%.
Según ha indicado la delegada Crespín en una nota, “esta cifra de 379 mediaciones vuelve a situar a Córdoba como la segunda provincia andaluza, tras Almería, donde se lleva a cabo un mayor número de mediaciones con menores infractores, hasta el punto de que registra casi el 19% de todas las que se realizan en la comunidad autónoma, según el balance anual de este programa de Justicia e Interior”. El 65% de las mediaciones realizadas en toda Andalucía durante el pasado año con menores infractores se resolvió de forma positiva, evitando que el caso tuviese que ser resuelto en un juicio. Por el contrario, el 10% de las mediaciones emprendidas resultaron inviables, mientras que el 25% restante se encontraban aún en tramitación al finalizar 2016.
El balance de la Consejería de Justicia e Interior refleja que de las mediaciones resueltas, el 51% se saldó con una reparación del daño causado por el menor infractor, el 26% con un acto de conciliación y una reparación incluida, y el 23% únicamente con una conciliación. Andalucía cuenta con ocho equipos de mediación, uno por provincia, cuyos profesionales tratan de que el infractor se responsabilice de las consecuencias de su delito o falta, comprenda el mal que haya causado, pida perdón a la víctima y repare el daño causado con las medidas que en cada caso se establezcan para ello.
Al respecto, Crespín ha subrayado que “la Consejería de Justicia e Interior apuesta claramente con este programa por los principios educativo, restaurativo y de responsabilidad por los hechos cometidos por los menores infractores, y considera que sus resultados demuestran la eficacia y eficiencia de esta medida”. Según ha explicado la delegada, “este tipo de soluciones extrajudiciales tienen una finalidad educativa y socializadora basada en la prevención general, que conllevan múltiples beneficios como el ahorro de costes y de tiempo en la resolución de conflictos con menores involucrados”. Además, “sobresale la importancia de la participación de las partes en litigio, que refuerza la solución alcanzada al haber sido acordada y compartida”.
La función del mediador no es, sin embargo, resolver el conflicto, sino conducir el proceso técnicamente para llevar a cabo la negociación. Estos profesionales no solamente informan y observan, sino que preparan también a las partes para el encuentro, introduciendo elementos de reflexión que posibiliten el acercamiento y el acuerdo. El fomento de la mediación como sistema de resolución extrajudicial de conflictos es una prioridad para el Gobierno andaluz, dado que contribuye a mitigar la alta litigiosidad en la Administración de Justicia y puede ofrecer una respuesta más rápida y práctica para las partes implicadas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here