El último adiós a uno de los dueños del bar Bocadi


Rafael Sánchez era uno de los miembros de una de las familias hosteleras más conocidas de Córdoba

Bocadi 2
Bar Bocadi./Foto: LVC

Son pocos los cordobeses que no han degustado un bocadillo en Bocadi. Junto a establecimientos como el bar Correo, Lucas o Carrasquín, éste es uno de los espacios de ocio con más raigambre de Córdoba. Y este mes de agosto está de luto, a causa del fallecimiento de una de los dos mitades que empujaban el negocio familiar. La muerte de Rafael Sánchez deja huérfano a uno de los emblemas que, con humildad y sencillez, son parte de la historia de la ciudad.
El trabajo de este hostelero, siempre de la mano de su hermano Manuel, no quedará en el olvido. Y es que cualquier caminante podrá seguir acercándose al establecimiento que es santo y seña en la calle Conde de Cárdenas. En su primitivo local o en el actual, este bar se ha convertido en referencia del patrimonio más entrañable de la ciudad. Y, de hecho las redes sociales no han dejado de hacerse eco de una pérdida que, muchos cordobeses, sienten como propia desde este pasado miércoles 9 de agosto. Y al que despidieron en la iglesia de la Compañía, de cuya hermandad del Santo Sepulcro era hermano.
Bocadi seguirá siendo un referente. Pero ya no estará Rafael. Los domingos habrá descanso del personal, aunque ya los dos hermanos no vayan juntos a ver a su Córdoba. Pero este bar no caerá en el olvido, como no lo ha hecho durante tantas semanas santas en las que, entre cofradía y cofradía, familias enteras acudían a por un refrigerio y un tentempié. La nueva generación de una familia entregada al servicio de los demás seguirá adelante, con algo que es más que un negocio, una taberna que sabe a Córdoba en cada rincón, en cada tubo de cerveza, en cada bocadillo de tortilla o en un plato combinado. Una gastronomía que sencilla que ya es parte de la ciudad, como Rafael Sánchez, el camarero de Bocadi. Descanse en paz.