Se repite el vandalismo contra el busto de Antonio Gómez Aguilar


Antonio
Busto de Antonio Gómez Aguilar./Foto: JdV

(Joaquín de Velasco). Una vez más, la escultura del recordado sacerdote, que inició la importante obra asistencial de la Trinidad, ha sido objeto del ataque de desaprensivos. El fuste de mármol que la sustenta aparece con pintadas en sus laterales. En el derecho, además, la firma podría incluir una cruz invertida. El deplorable acto se incardina en una ola de vandalismo que durante este verano se está adueñando del Casco histórico y el centro de la ciudad, como publica hoy La Voz de Córdoba, que ha afectado desde maceteros en Cruz Conde hasta el mismo Puente Romano.
El busto de Antonio Gómez Aguilar fue realizado por el afamado artista José Manuel Belmonte, y se sufragó mediante las aportaciones de los feligreses de la parroquia. Se encuentra ubicado en el paseo de la Victoria, en un jardín junto a la confluencia con la calle Lope de Hoces. Ha aparecido pintado en numerosas ocasiones. En la última hasta el momento, el concejal de Seguridad dudó públicamente de la legalidad de su ubicación, y de la conveniencia de que el consistorio afrontara los gastos de limpieza, al no ser un hito de iniciativa municipal. Sin embargo contó en su momento con los oportunos permisos, y una representación del Ayuntamiento asistió a su inauguración.
El recordado párroco del Campo de la Verdad y posteriormente de San Juan y Todos los Santos -la Trinidad-, promovió importantes obras asistenciales, dirigidas sobre todo a la infancia y la tercera edad. Fruto de ello son los colegios Santísima Trinidad y Sansueña, la Guardería San Rafael, y las residencias de la tercera edad de La Trinidad y San Juan de la Cruz. Recibió importantes reconocimientos, como el de Cordobés del Año, Cofrade Ejemplar, y, en el campo eclesial, Prelado de Honor de Su Santidad. Fallecido en 1993, el pasado 2015, al cumplirse cincuenta años de la fundación del primer colegio, la parroquia celebró diversos actos en su honor, entre los que se encontraba el busto atacado.
¿El monumento más atacado de Córdoba?


¿Cómo puede un mismo monumento recibir ataques reiterados sin que se halle solución? La respuesta bien podría ofrecerla el actual teniente de alcalde de Presidencia, el edil socialista Emilio Aumente. Éste cuestionó, en su momento, a quién correspondía pagar los gastos (de limpieza fundamentalmente) del busto que recuerda en el Paseo de la Victoria al fundador de la Obra Pía de la Trinidad. Y es que, sólo en 2015, la estatua fue objeto de tres ataques vandálicos, de similares características al que ahora presenta. Lejos de tomar medidas para dar con los agresores, al entonces concejal de Gestión, Patrimonio y Seguridad del Ayuntamiento de Córdoba le preocupaba más a quién enviar la factura de Sadeco.
El busto de Gómez Aguilar es una de las obras que más ataques han sufrido en los últimos dos años. Especialmente, en 2015, cuando en seis meses fue objeto de numerosas pintadas (con cruces invertidas, algunas de ellas), así como rotura de las características gafas y de la base de mármol de la estatua.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here