En busca de una solución para el problema de los vendedores ambulantes


El teniente alcalde de presidencia se reúne hoy con la asociación de Comerciantes Autónomos Ambulantes de Córdoba para analizar una situación "que no es nueva"

Hace unos días los vendedores ambulantes agrupados en Uvaco mostraban su malestar contra el trato que están recibiendo por parte del cogobierno municipal. A esta crítica se sumaban los miembros de la asociación del Comercio Ambulante de Córdoba que se unían a las reivindicaciones de Uvaco: la intención del Consistorio de no permitirles renovar la licencia para el mercadillo si estos tuviesen algún tipo de deuda, como el IBI, el impuesto de ciudadanos, o, incluso una multa de tráfico.

ambulantes
Representantes de los vendedores ambulantes. /Foto: LVC

Frente a esto, el pasado viernes, el teniente de alcalde delegado de Presidencia, Emilio Aumente, manifestó que la situación de los pagos que tienen que afrontar los vendedores ambulantes “se puede resolver, como ha ocurrido en años anteriores, porque esto no es nuevo y se ha resuelto”. La situación, considerada Aumente “tendrá una solución favorable para todos”, de manera que “tampoco hay que ponerse tan alterado”, porque “todo tiene solución”, ha aconsejado Aumente. De hecho, el teniente de alcalde se prevé reunir con la asociación de Comerciantes Autónomos Ambulantes de Córdoba (Comacor) para analizar la situación, que “no es nueva”, ha remarcado.

En este sentido, el presidente de Ambulantes de Córdoba, Juan Fernández, ya explicó que la intención de los afectados, que rondan los 200, no es rehuir el abono de las deudas, ya que “las criaturas no se niegan a pagar, pero que no les quiten su trabajo”. La noticia la han recibido recientemente en forma de carta en la que se les da el plazo de diez días para ponerse al corriente con la administración municipal si quieren renovar su licencia.

Vendedores ambulantes y concejales del PP. cruel
Vendedores ambulantes y concejales del PP. /Foto: JC

El origen del conflicto estará en un Decreto firmado el pasado 17 de mayo, que está aún en fase de alegaciones, y que ha sido recurrido ante el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 1 de Córdoba. El motivo del recurso es que este documento altera sustancialmente la ordenanza que regula la venta ambulante y “nace viciado de nulidad”,explicó el abogado de la asociación, Manuel Reyes, puesto que “para introducir un nuevo registro en la ordenanza hay que cumplir con el procedimiento”, algo que no se ha seguido en este caso y se introducen los nuevos requisitos “de forma sibilina”.

Por su parte, los concejales del grupo popular ya mostraron su respaldo a la situación que atraviesa el colectivo de vendedores ambulantes, lo que llegaron a calificar de “injusto y cruel ”, ya que en caso contrario se les retiraría el permiso de venta en los mercadillos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here