Los vendedores ambulantes se levantan contra el cogobierno


El colectivo de ambulantes lleva el caso a los tribunales y organiza una protesta con sus furgonetas por el centro de la ciudad

Si hace unos días eran los vendedores ambulantes agrupados en Uvaco los que los mostraban su malestar contra el trato que les dispensa el cogobierno municipal, ahora son los integrantes de Ambulantes de Córdoba los que protestan por los mismos motivos y anuncian una protesta contra la intención del Ayuntamiento de no permitirles renovar la licencia para el mercadillo como tengan algún otro tipo de deuda, como el IBI, impuesto de circulación o multa de tráfico.

Representantes de Ambulantes de Córdoba
Representantes de Ambulantes de Córdoba. /Foto: JC

El presidente de Ambulantes de Córdoba, Juan Fernández, ha explicado que la intención de los afectados, que rondan los 200, no es rehuir el abono de las deudas, ya que “las criaturas no se niegan a pagar, pero que no les quiten su trabajo”. La noticia la han recibido recientemente en forma de carta en la que se les da el plazo de diez días para ponerse al corriente con la administración municipal si quieren renovar su licencia.
El abogado de este colectivo, Manuel Reyes, ha señalado que el origen está en un Decreto firmado el pasado 17 de mayo, que está aún en fase de alegaciones, y que ha sido recurrido ante el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 1 de Córdoba. El motivo del recurso es que este documento altera sustancialmente la ordenanza que regula la venta ambulante y “nace viciado de nulidad”, en opinión de Reyes, puesto que “para introducir un nuevo registro en la ordenanza hay que cumplir con el procedimiento”, algo que no se ha seguido en este caso y se introducen los nuevos requisitos “de forma sibilina”.
Este colectivo, que ya cuenta con el respaldo de los grupos políticos del PP y de Ciudadanos, solicita como medida cautelar que se suspenda esta norma y se busque la forma en la que se puedan poner al día con la hacienda municipal, pero sin el plazo imperativo de hacerlo en diez días so pena de perder una licencia que sí pagan.
Juan Fernández ha explicado la delicada situación que atraviesan los afectados. “Si estas familias se quedan sin trabajo, qué van a hacer”, ha indicado. De momento, los asociados buscan una fecha para hacer una manifestación con sus furgonetas por el centro de la ciudad como señal de protesta. Por su parte, Manuel Reyes ha comentado que “técnicamente” tienen razón en el recurso planteado en los tribunales, a la vez que han intentado contactar con los responsables políticos del gobierno local. Los representantes de Uvaco, con los que coinciden en estos planteamientos, ha sido citados para una reunión en septiembre por la concejal de Comercio, Mar Téllez.