Testimonios de mujeres en el Día Mundial de la Trata de Personas


La directora del Programa Fuente de Vida en Córdoba, María Mateo Domene, detalla la labor que realizan en Córdoba

trata
Escenificación de la trata de personas./Foto: LVC

En el Día Mundial de la Trata de Personas, como directora del Programa Fuente de Vida en Córdoba, quiero comenzar este artículo sobre la Trata de Personas con el testimonio de alguna mujer que ha sufrido esta violencia de derechos humanos: “Se marchó de su país porque quien se hacía cargo de ella la quería forzar a ejercer la prostitución. Si se negaba, lo que recibía era un mal trato dirigido a partirle los dientes, quemarla e incluso realizarle la ablación genital. Pero lo que no sabía es que cuando, al fin, consiguió escaparse de esa situación, comenzaría su verdadero infierno.
En su periplo hacia la libertad, la dejaron abandonada en un bosque y la vejaron diferentes mafias. España dejó de imaginarse como un paraíso cuando se vio obligada a ejercer la prostitución para sobrevivir entre la oscuridad de sus calles. Uno de los tantos hombres que se aprovecharon de ella, la dejó embarazada. Tras enterarse, la golpeó y la obligó a abortar. Ella decidió continuar adelante con el embarazo y dar a luz. Ahora convive con el miedo como compañero inseparable, pero tras 29 años, ha vuelto a nacer a una nueva vida. Al igual que este caso, son más de 14.000 mujeres, según el estudio del Defensor del Pueblo “Víctimas invisibles”, son víctimas de la trata en España.
La Congregación de RR. Adoratrices, surgió en el siglo XIX como respuesta a la necesidad urgente de liberar a toda mujer oprimida. Ya sea a causa de la prostitución, la trata u otras situaciones de exclusión. Dentro de esta Congregación, contamos con proyectos en más de 25 países alrededor del mundo. En Córdoba se crea el programa Fuente de Vida en el año 1985 para mujeres embarazadas o con su bebe, con alto riesgo de vulnerabilidad social, especialmente victimas de Trata, sin discriminación de raza o religión, ofreciéndoles a través de nuestra intervención la posibilidad de nacer de nuevo.
A estas mujeres se les proporciona un hogar seguro y estable, se las asesora jurídica, psicológica y laboralmente; y se cubren sus necesidades básicas. Todo ello encaminado a la inserción en la sociedad, a través de una formación integral e intervenciones para despertar en ellas el impulso que las movilice para la realización de sí mismas.
En el año 2016, se atendieron 968 mujeres y 34 menores por los proyectos de Adoratrices de España, y en Córdoba fueron atendidas 12 víctimas de trata, entre ellas mujeres e hijos, durante todo el año, las 24h del día. Con todo ello trabajamos desde el carisma de nuestra fundadora Santa María Micaela y acogemos la llamada que el Papa Francisco nos hace, no solo a sensibilizarnos con estas mujeres, sino a luchar junto a ellas para recuperar su dignidad y sus derechos y la colaboración para erradicar la lacra social de la Trata.
Trasladamos esta invitación al resto de la sociedad, para que, entre todos, evitemos que se vuelvan a producir casos como el que relatábamos al principio de este artículo. Os animamos a que mantengamos el corazón abierto para ayudar a todas las personas que claman el sufrimiento de la explotación de la Trata de Personas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here