Suspenden la adjudicación del bar Fidias por culpa del vandalismo


En una reciente visita al bar, un técnico municipal se encontró con numerosos destrozos y falta de material de electricidad o fontanería

El Ayuntamiento de Córdoba ha desistido del expediente de contratación para la adjudicación del bar Fidias, en el Balcón del Guadalquivir, por el mal estado de conservación en que se encuentra por culpa del vandalismo. La Junta de Gobierno ha tomado esta decisión después de conocer un informe del jefe de la Unidad de Patrimonio y Equipamiento en el que se detalla el lamentable estado que tiene este recinto situado en el Balcón del Guadalquivir y que sólo presentaba dos opciones: o suspender el concurso o que el adjudicatario ejecute el proyecto de reforma redactado por Infraestructuras y que el coste se le descuente del canon a abonar.

Bar Fidias, al fondo, en el Balcón del Guadalquivir.
Bar Fidias, al fondo, en el Balcón del Guadalquivir. /Foto. LVC

Finalmente se ha optado por la primera opción dado que, aunque el plazo para la presentación de ofertas estaba ya abierto, no se había presentado ninguna, por lo que no hay perjuicios a terceros. En el mencionado informe, fechado el pasado 26 de julio, se afirma que “el cuadro eléctrico y toda la instalación eléctrica se encuentra destrozada y el cableado ha desaparecido”, así como que “la instalación de fontanería ha sido desmontada en todo el inmueble: cocina, barra de la cafetería y aseos”. También se detalla que “falta toda la instalación de aire acondicionado” y “hay múltiples cristales rotos de la fachada”, así como destrozos en las obras de albañilería, tabiques, aseos y en la carpintería metálica y de aluminio. El técnico firmante del informe señala que ésta es una descripción visual de lo que se encontró, pero que haría falta “una valoración por personal técnico competente”.
Analizada la situación del Fidias, y vista la jurisprudencia al respecto, se ha optado por la salida de suspender el concurso, ya que así lo contempla el texto refundido de la Ley de Contratos del Sector Público, dado que “no se ha contemplado en los pliegos que rigen la contratación la situación actual de la edificación objeto del contrato, que no se ha establecido con claridad a quién le correspondería la adaptación de dicha edificación para su explotación, y que tampoco se ha tenido en cuenta esta circunstancia a la hora de establecer el correspondiente canon de licitación”.
El bar Fidias es uno de los dos que están en el Balcón del Guadalquivir y el Ayuntamiento le rescindió el contrato el mayo de 2016 al anterior adjudicatario debido a la deuda que mantenía por impago del canon fijado.
 

1 Comentario

  1. Corrijo el titular: Suspenden la adjudicación por la dejadez y desidia del o de la funcionaria responsable que no sólo no había puesto los medios para proteger el patrimonio público sino que desconocía su estado en el momento de convocar el concurso.
    Una verdadera vergüenza. Si el bar Fidias fuera de propiedad personal de dicho funcionario-a seguro que habría tomado las medidas para protegerlo.
    En una empresa privada el responsable de este bien estaría expedientado como menos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here