Miguel Blesa será enterrado mañana en Linares


Sólo sus hermanos y un reducido grupo de allegados a Blesa han aguardado en el Tanatorio de Las Quemadas durante la incineración

A primera hora de tarde terminaba la incineración de los restos de Miguel Blesa en el Tanatorio de Las Quemadas y sus familiares y amigos partían con ellas camino de Linares (Jaén), donde mañana serán enterradas en el panteón familiar después de un funeral en la parroquia de San Francisco.

Fermín Gallardo entra en el Tanatorio de Las Quemadas. Blesa
Fermín Gallardo entra en el Tanatorio de Las Quemadas. /Foto: JC

El cuerpo del expresidente de Caja Madrid llegaba a este tanatorio al filo de las 11:30 de mañana, aunque hubo de esperar hasta las 14:00 para ingresar en el horno crematorio. Mientras tanto, su familia más cercana y un reducido grupo de amigos esperaban en la sala Séneca, que ocuparon desde la tarde de ayer. Ramón y Manuel Luis Blesa fueron los primeros miembros de la familia en desplazarse a Córdoba en la tarde del miércoles. Desde ese momento han seguido el curso de los acontecimientos desde la sala alquilada en el tanatorio. A última hora de la mañana han recibido la visita de algunas personas muy allegadas, con las que abandonaron el recinto en compañía de la urnas con las cenizas del banquero.
La jornada se iniciaba cerca de Las Quemadas, en el cementerio de Nuestra Señora de la Fuensanta. Allí tiene su sede el Instituto de Medicina Legal, donde a las 09:00 comenzaba la autopsia para determinar las causas de la muerte. Nadie de la familia estaba allí. Sólo su amigo Fermín Gallardo estuvo unos minutos para comentar a los periodistas cómo fueron las últimas horas de Blesa en Puerto del Toro, afirmando que “a Blesa lo ha matado la presión, como a Rita Barberá”. Poco después de las 11:00, terminada la autopsia, el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, confirmaba que se trataba de “una muerte por autolesión por arma de fuego”, ya que las heridas que presentaba el cadáver “son compatibles con el suicidio”.
Inmediatamente se trasladaba el cuerpo del expresidente de Caja Madrid al Tanatorio de Las Quemadas, donde una nube de informadores montó guardia durante horas en la puerta del mismo, pero sólo sus hermanos y unos pocos amigos la cruzaron. Ya por la tarde, salieron en compañía de las cenizas camino de Linares.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here