Las reacciones de los bares de la avenida de Barcelona ante la inminente retirada de veladores


La próxima actuación de la Gerencia Municipal de Urbanismo en lo que refiere a la retirada de veladores será en la avenida de Barcelona, dónde hay más de una veintena de bares

Tal y como anunció el presidente de la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU), Pedro García, las siguientes actuaciones en referencia al cumplimiento de la normativa de veladores serán, en un tiempo aproximado de un mes y medio, en la avenida de Barcelona, entre otros espacios. En este sentido, los propietarios de los negocios hosteleros de esta zona están reaccionando de distinta forma: uno desde el desconocimiento, otros desde el temor de perder clientes, y otros desde la simple indiferencia.

Barcelona Veladores Córdoba
Veladores en la avenida de Barcelona. /Foto: Curro Paniagua

La avenida de Barcelona se ha caracterizado siempre por acoger un gran número de bares. Es un lugar escogido, tanto por los residentes de esta zona, como por el resto de la ciudad. Hay comercios jóvenes y otros que llevan más de 30 años llevando a cabo la actividad hostelera en este espacio. Precisamente, el propietario de uno de estos negocios, de los más antiguos, cuenta que a él la “normativa de los veladores no le afecta para nada, ya que la lleva cumpliendo desde que el bar se abrió”. Dice el propietario que lo único que le han pedido ha sido “unir todos los veladores en una sola línea”, por lo que no pierden clientes, al contrario, “ganan espacio”. Sin embargo, este hostelero también es consciente de que otros negocios “sí que se verán afectados”. Incluso, da cifras: “el 80 por ciento de los negocios de esta zona no cumplen con la normativa”.
veladores Avenida Barcelona
Veladores en la avenida de Barcelona. /Foto: Curro Paniagua

Otro hostelero, que también tiene un bar esta zona, afirma que hace unos días recibió la visita de un técnico de la GMU. El mismo le avisó de que tendría que “dejar sólo una fila de veladores”, y respetar “un espacio de tres metros entre la fachada y la terraza”. En este sentido, el propietario no entiende que desde la Gerencia le exijan llevar a cabo esta medida, “cuando la normativa sólo obliga a dejar un espacio de 1,8 metros”. Además, en cumplimiento con la Ordenanza sobre los veladores, este propietario ya ha retirado dos mesas, “¿cuánto más me van a asfixiar?”, se pregunta el hostelero.
Estos negocios, en principio, sí cumplen con lo expuesto en la Ordenanza municipal y guardan su material en el interior del negocio cuando termina la actividad. Sin embargo, esto no ocurre en todos los casos, de hecho había negocios que aún cerrados tenían apilados en el exterior sus mesas y sillas, ya sea por “falta de espacio dentro de los propios locales o por comodidad”, explica un hostelero. Lo cierto es que lo mismo ocurría con los negocios de otras zonas, en los que los veladores ya han sido retirados.
A los vecinos ni les molesta ni les es indiferente la existencia de veladores. Unos afirman que “no pueden pasear tranquilos con sus nietos, que tienen que ir sorteando mesas y sillas; otros dicen que llevan viviendo en este barrio muchos años y “es una alegría ver las calles llenas de gente en los bares” y que si les quitan mesas “perderán clientes”. Los que sí que se quejan son los ciclistas que circulan por el carril bici de la avenida de Barcelona y que, en muchas ocasiones, se encuentran con obstáculos procedentes del negocio de la hostelería.