¿Es verdad que hay menos cucarachas?


El trabajo de Sadeco ha reducido el número de avisos de plagas en el primer semestre de este año, con una caída del 36 por ciento

Al menos así se asegura desde el Servicio de Control de Plagas de Sadeco a la vista de los datos. El responsable del mismo, Enrique Flores, ha señalado que en el primer semestre de este año se ha registrado un 36 por ciento menos de avisos por presencia de cucarachas que en el mismo tiempo del año pasado, teniendo en cuenta que el periodo de mayor expansión de este insecto. Flores ha destacado que en los dos últimos meses no han recibido aviso alguno y que esto se puede deber a que el tratamiento que actualmente usa Sadeco “es muy eficiente” y consiste en una pintura en la que el cebo va microencapsulado y se desprende muy lentamente.

Trabajador de Sadeco en la lucha contra las plagas.
Trabajador de Sadeco en la lucha contra las plagas. /Foto. LVC

La lucha de Sadeco contra las plagas se articula en dos ejes. Por una parte están los tratamientos sistemáticos, que se realizan a lo largo de todo el año contra cucarachas, ratas, moscas y mosquitos; por otra, están las respuestas a los avisos puntuales que se reciben. De los primeros, entre enero y junio se han realizado 64.500 intervenciones, de las que 30.400 corresponden a cucarachas y 15.000 a ratas. Respecto a los avisos, se han recibido 670 en el primer semestre, lo que supone “una caída del 50 por ciento respecto a 2016”.
Enrique Flores ha explicado que en el caso de las plagas que transmiten enfermedades actúan de diferente manera. Así, en el caso de las cucarachas actúan en todas las alcantarillas, mientras que en el caso de las ratas lo hacen en una de cada tres. Después, hay casos puntuales como el de la rata negra, que se dio el pasado año, y se logró acabar con ella. Este animal vive en árboles y jardines y allí se actuó poniendo planchas metálicas para evitar que treparan a las copas de los árboles.
Por su parte, el presidente de Sadeco, Pedro García, ha destacado la labor que realiza la plantilla de esta empresa en esta materia, en “un trabajo constante y poco visible”. También ha subrayado la rapidez con la que se suelen atender los avisos, entre 24 y 72 horas, y muchos de ellos “en menos de 24 horas”.