Este verano dejarán de realizarse 58.000 atenciones en los hospitales cordobeses


Satse recuerda a la Junta de Andalucía que "los centros sanitarios no pueden ser tratados como una cadena de montaje de una empresa privada buscando el ahorro económico"

El Sindicato Profesional de Enfermería SATSE, mayoritario en la Sanidad Cordobesa, ha denunciado que 58.000 atenciones a pacientes  en las consultas externas de los hospitales de la provincia (Reina Sofía, Infanta Margarita y Valle de los Pedroches), dejarán de realizarse durante el verano.
Según un estudio realizado por el sindicato, durante el periodo estival, en los hospitales cordobeses se dejarán de realizar la atención en consultas externas a más de 58.000 personas, que tienen problemas de salud.
hospital consultas
De las 58.000 actuaciones sanitarias que se dejarán de realizar, las mismas  se producirán en las consultas pertenecientes al Hospital  Reina Sofía con 27.000, y el Infanta Margarita  con 21.000. Así mismo  10.000 pacientes se dejarán de atender en el Hospital Valle de los Pedroches, según SATSE.
“Esta falta de atención en las consultas externas de nuestros hospitales, se produce como consecuencia del cierre total o parcial de las consultas externas pertenecientes a las distintas especialidades  hospitalarias, durante los meses de verano, para ahorrar dinero, a costa de incrementar las listas de espera y demorar la solución de los problemas de salud de los ciudadanos y que se prolongará varios meses más”, explican desde el sindicato.
A juicio de SATSE “no es aceptable que durante varios meses se cierren consultas en nuestros hospitales, mientras miles de personas esperan ser atendidas para resolver lo antes posible su problema de salud, tanto en primera como en segunda visita”. Además, desde el sindicato aseguran que esto provocará un incremento de las listas de espera para la atención en Consultas Externas, y por tanto “relentecerá la atención sanitaria a personas con problemas de salud y añadirá precariedad asistencial en la atención sanitaria”.
En este sentido, SATSE recuerda a la Administración Sanitaria de la Junta de Andalucía “que los centros sanitarios no pueden ser tratados como una cadena de montaje de una empresa privada cualquiera, que permite el cierre total o parcial de las instalaciones buscando el ahorro económico, y cuya única repercusión sería  el mayor o menor montante productivo para el empresario”. Por ello, desde el sindicato exigen a la Junta que se preserve a los ciudadanos y pacientes “de recortes que perjudican directamente a su salud, deteriorándose seriamente al mismo tiempo, la imagen de nuestros Centros Sanitarios, la Atención Sanitaria y poniendo en riesgo la seguridad de los pacientes”.