Botella califica de "grotesco" el pliego de la ayuda a domicilio


La concejal del PP reclama más garantías para proteger a los usuarios, que "son personas mayores, muy vulnerables y no se les protege convenientemente"

El culebrón municipal del servicio de ayuda a domicilio suma ahora la calificación de “grotesco” por parte de la concejal del PP María Jesús Botella tanto por el proceso de “municipalización” del mismo como por algunas de las cláusulas que se recogen el mismo para adjudicarlo de forma temporal hasta encontrar una solución definitiva al mismo.

María Jesús Botella. grotesco
María Jesús Botella. /Foto: JC

Botella ha señalado que “es grotesco porque después de cuestionarlo todo tienen que recurrir a la prórroga forzosa”, ya que la empresa hasta ahora adjudicataria, Clece, había renunciado a continuar prestándolo de forma voluntaria en una nueva fase. En opinión de esta edil popular, también es “grotesco” por el hecho de que diez días antes del 25 de julio, fecha de vencimiento del actual contrato, se apruebe “aprisa y corriendo” en una Junta de Gobierno extraordinaria un pliego que, como ha señalado, tiene algunos aspectos criticables.
Uno de ellos es que re recoja una aportación económica municipal para incrementar el precio de trabajo por hora que está tasado dede 2009 por la Junta de Andalucía en 13 euros y pasaría a 14. “Esta aportación suponen más de 923.000 euros y esto es un disparate, ya que el Ayuntamiento, en vez de exigir un incremento del precio de referencia, lo asuma sin tener competencia para ello”, ha comentado.
Botella ha señalado que esta situación es muy parecida a la de la climatización de los colegios, donde esta adaptación es competencia de la Junta. En su opinión, “se están quitando del presupuesto 923.000 euros que se podrían dedicar a otras cosa que son competencia del Ayuntamiento y si no las hace el Ayuntamiento no las hace nadie, como es el caso del transporte urbano, la recogida de basura o el alumbrado”.
También ha denunciado que en el pliego de condiciones del contrato “no se contemple la calidad en la prestación del servicio”. Sobre este asunto, Botella ha señalado que los beneficiarios del mismo “son personas mayores, muy vulnerables y no se les protege convenientemente”. En estos documentos no se recoge cómo valorar el trabajo que realiza la empresa y todo se deja al criterio del responsable del contrato. “Creemos que en este pliego se inclina la balanza a la protección de los trabajadores, que me parece muy legítimo, pero no se puede desproteger a los usuarios”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here