La Policía Local se encargará de que no se ocupen más pisos en San Agustín


Según el presidente de la asociación de vecinos de San Agustín se ha llegado a un acuerdo con el Ayuntamiento para que la Policía haga turnos y “velen por la seguridad del barrio”

Los vecinos del barrio de San Agustín están “sufriendo multitud de peleas y ruidos” a altas horas de la madrugada provocadas, según el presidente de la asociación de los residentes de este barrio, Rafael Soto, “por los okupas” que están tomando viviendas de esta zona. Esta situación se lleva repitiendo “noche tras noche” desde hace unos dos meses y los residentes, en su mayoría personas mayores de 70 años, “no aguantan más”. Por este motivo Soto ha mantenido una reunión con el responsable de Seguridad del Ayuntamiento de Córdoba, Emilio Aumente, en la que éste “se ha comprometido a que la Policía Local realice turnos en el barrio y, así, “velar por la seguridad de los vecinos y evitar futuras ocupaciones”. 

Agustín
Calle Simancas. /Foto: LVC

Esta medida podría ser una posible solución a la situación que están atravesando los residentes de San Agustín. Y es que son más de siete familias de okupas las que, actualmente, están residiendo de forma ilegal en estas viviendas vacías. El problema, en concreto, no es ya la ocupación de estos espacios en sí, sino “el no saber estar de los okupas”, ha explicado Soto. Es habitual, ha proseguido, que se produzcan “peleas y gritos entre las 01:00 y las 02:30”. Incluso, “llegan a insultar al resto de vecinos”. Ahora, “les ha dado por trasladar muebles arrastrándolos por el suelo y provocando el malestar al resto de vecinos, también a altas horas de la madrugada”. Las zonas principales de ocupación son la plaza del Huerto Hundido, la calle Simancas y la calle Hornillo. 

La labor de la Policía en este tipo de casos está muy limitada. Según la ley, solamente podrían impedir la ocupación de viviendas si localizan a los infractores en el momento preciso de la usurpación. En decir, como el agente de Policía no vea que una persona está forzando una puerta no podrá hacer nada una vez ocupada la vivienda. Si ésto ya ha sucedido lo único que podrá realizar el agente es levantar un atestado y pasárselo al juzgado. Con esto, la idea de realizar turnos de policía en las calles de esta zona cordobesa no sería tan descabellada, ya que podría ser la única formula de evitar más ocupaciones.