El éxito de las fiestas de fin de curso y festivales


En estas celebraciones los alumnos estrechan lazos, comparten emociones, aprenden a valorar el significado de la formación, del compañerismo y del trabajo en equipo

En los últimos días del mes de junio en Córdoba y provincia se han desarrollado múltiples actividades de final de curso escolar en los centros educativos y en otros centros de formación como academias de música, baile, teatro, etc., con las que se hace un reconocimiento público al aprendizaje de los alumnos y éstos muestran parte de lo aprendido, ya sea con actuaciones musicales o interpretaciones artísticas de todo tipo.
Estas celebraciones se han convertido en los últimos años en una auténtica costumbre con la que se pretende, ante todo, premiar a los escolares y alumnos, incluso, siendo habitual que los más pequeños celebren su fiesta de graduación, con la que comienzan a entender lo importante que es terminar un curso con buenas notas para su futuro.
Estas fiestas han adquirido tal dimensión, que algunas son dignas de admirar porque en cuanto a organización y decoración no les falta detalle. Además, en ellas de una forma u otra, participan todos los alumnos, maestros y familias, por lo que finalmente vienen a ser unas jornadas de convivencia extraordinarias para divertirse y valorar el aprendizaje de los alumnos durante todo el curso.
Pero si tienen algo verdaderamente positivo estas celebraciones, es que tanto los alumnos más pequeños como los mayores, estrechan lazos, comparten emociones y nervios, aprenden a valorar el significado de la formación, del compañerismo y del trabajo en equipo, y además de todo eso, los padres y familiares viven estos momentos con especial orgullo y satisfacción.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here