Regresa la polémica sobre el granito: ahora en Caballerizas Reales


José María Bellido critica la "absoluta falta de sensibilidad a lo que significa el casco histórico de Córdoba y la zona Patrimonio de la Humanidad"

Al cordobés no le gusta que el granito ocupe de forma inmisericorde el espacio público, cortado de forma industrial y espacio para la vegetación. Cada vez que esta piedra aparece surge la polémica. Una de las primeras fue cuando se pavimentó la plaza de la Compañía y una de las más sonoras fue la del Puente Romano. Pese a que todas estas disputan se solventaban por la fuerza, la imposición de las distintas administraciones de este material no ha logrado convertirlo en algo placentero para el peatón y cada vez se aparece se reaviva la disputa. Ahora, rebrota con fuerza en la calle Caballerizas Reales.

Granito listo para su colocación en la calle Caballerizas Reales.
Granito listo para su colocación en la calle Caballerizas Reales. /Foto: J. C.

En la acera de esta calle sólo existía hasta ahora una hilera de losas desbastadas a mano de gran belleza cuya eliminación hizo que se encendieran las luces de alarma en los vecinos, que han iniciado una recogida de firmas en contra de los planes del Ayuntamiento. La intención del Consistorio es cubrir esta zona, así como la terriza existente hasta la calzada, con un granito gris, cortado en máquina de forma impecable, que desentona con el lugar en el que se va a colocar.
Además del rechazo de los vecinos ya han surgido las quejas desde la oposición municipal. El portavoz del PP, José María Bellido, ha informado de que su grupo “va a preguntar por el proyecto y va a requerir el expediente completo a Infraestructuras o a Urbanismo” porque “es un proyecto de una absoluta falta de sensibilidad a lo que significa el casco histórico de Córdoba y al zona declarada Patrimonio de la Humanidad”.
Según Bellido, “la calle Caballerizas Reales, no debe ser pavimentada como otra calle cualquiera de la ciudad sino con la delicadeza de ser puente entre el barrio de San Basilio y el entorno del Alcázar y la Mezquita Catedral”. Este concejal considera que este hecho “es una consecuencia de la eliminación de la Delegación de Patrimonio y Casco Histórico”, creada en el anterior mandato municipal “para evitar situaciones como ésta, con un presupuesto de 600.000 euros y actuaciones con criterios históricos y estéticos, con una arquitecta de la GMU de reconocido prestigio”. Como conclusión, Bellido ha señalado que “cuando se desmantela algo que funciona bien nos encontramos con desafueros como éste”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here