Clece se ratifica en su negativa a que el Ayuntamiento le prorrogue el contrato


La empresa argumenta, entre otras razones, "la pérdida de imagen injustificada que Clece ha sufrido en las últimas fechas, y que aún sigue sufriendo"

Clece no quiere que el Ayuntamiento le prorrogue el contrato por un año más para la atención de personas a domicilio. En un escrito dirigido al Ayuntamiento se ratifican en su negativa a mantener vigente la relación contractual y con muy buenas formas les dicen que no, que están cansados del daño que se les ha hecho. Por lo tanto, y a la vista de que no se ha alcanzado solución alguna en la comisión creada para la prestación del servicio desde el ámbito municipal, el cogobierno deberá activar medidas urgentes para dentro de poco más de mes prestar sin interrupción este importante servicio.

Concejales de PSOE e IU, en el Pleno. Clece
Concejales de PSOE e IU, en el Pleno. /Foto: LVC

Explican en la misiva que una de las razones que les impulsan a rechazar la prórroga del contrato es “la pérdida de imagen injustificada que Clece ha sufrido en las últimas fechas, y que aún sigue sufriendo, en gran medida como consecuencia de que el propio Ayuntamiento se ha manifestado a favor de los beneficios de la remunicipalización del servicio y en detrimento del servicio privado”. En concreto, han sido los grupos municipales de IU y Ganemos los más beligerantes en esta cuestión, al defender la creación de un organismo público que se subrogaría los contratos existentes, algo que ha sido rechazado por varios informes municipales. Esta empresa afirma que esta actitud “ha conllevado que, por parte de los agentes sociales, se active una campaña de descrédito sin precedentes, interesada y del todo injusta hacia Clece, en gran medida como consecuencia, simplemente, de representar al ámbito privado de la gestión y no al ámbito público”.
Como curiosidad, la empresa prestataria hasta el 25 de julio del servicio de ayuda a domicilio señala que “esta campaña de descrédito se ha minorado sensiblemente justo desde que el Ayuntamiento creó una comisión para estudiar la viabilidad” de la denominada remunicipalización del servicio. Con independencia de los trabajos realizados y del alcance de la comisión, Clece teme “la posibilidad de que la campaña de descrédito se pueda reavivar, en función del avance de los resultados del estudio de la remunicipalización y a lo largo de lo que pudiera durar la posible prórroga del contrato” a partir del 25 de julio, fecha del cese de actividad para el Ayuntamiento de Córdoba.
Además, argumentan también que seguir trabajando para el Ayuntamiento a partir del 25 de julio les supondría un perjuicio económico, puesto que a partir de esta fecha ellos seguirían cobrando la misma cantidad cuando, por contra, tendrían que pagar más a sus trabajadores, al pasar de los 13 euros a la hora a los 14,21 por el incremento de diversos conceptos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here