Entre Fosforito y Julio Romero de Torres canta El Lombo


El artista sevillano se estrena en la Noche Blanca del Flamenco con un espectáculo centrado en sus orígenes: el flamenco más puro

A las 03:30, acostumbrado a torear en Córdoba,y desde tierras sevillanas, desde el corazón de Triana, ha venido, más que dispuesto, a disfrutar y a hacer disfrutar a su público de la esencia del flamenco más puro: llega Manuel Lombo. El artista ha protagonizado un espectáculo titulado Orígenes, con el que ha querido rescatar cantes que aprendió con Naranjito de Triana, su maestro.

Lombo
Manuel Lombo. /Foto: Curro Paniagua

De esta forma, Manuel Lombo ha vuelto a lo que aprendió en su adolescencia y se ha ceñido a un festival ortodoxo, con una guitarra y dos palmas. La actuación del sevillano ha estado protagonizada por los cantes de siempre: malagueñas, soleares, seguidillas, y, tampoco ha faltado la copla, un género con el que el cantante se siente más que cómodo.
El lugar escogido ha sido la plaza del Potro, y, parece ser que el sitio ha inspirado a El Lombo que ha dado las pinceladas de arte a una noche flamenca, como lo haría Julio Romero de Torres; y ha elevado el flamenco a la máxima categoría como lo hace Fosforito.