Sin plaza por los recortes tras cuatro años de estudio

17

La escasa oferta del Conservatorio de Música de Córdoba 'Músico Ziryab' afecta también a varios músicos de la banda de la Esperanza

Un recorrido musical diferente bandas plaza
Detalle de la interpretación de una pieza./Foto: Juan Fernando González

“Algunos de nuestros miembros y alumnos de música necesitan vuestra ayuda”. Con este mensaje, desde la banda de música de María Santísima de la Esperanza se hacen eco de una reclamación, que ha movilizado a padres y alumnos del Conservatorio de Música de Córdoba ‘Músico Ziryab’. De hecho, los responsables de los educandos que se han quedado sin plaza por los recortes tras cuatro años de estudio han decidido realizar una protesta “sobre una prueba de acceso con graves errores en su diseño, destacando fundamentalmente que no se respetan las plazas de los niños “que estando aprobados, han cursado los Estudios Básicos y quieren continuar su formación en el grado medio, y que se trata de un examen donde “en pocos minutos se pretende puntuar a un alumno, sin hacer una valoración al trabajo global”.
La problemática surge a raíz de una mala planificación por parte de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía. El mismo atiende a un hecho que se viene repitiendo desde la inauguración del centro, en abril de 2012, el reducido número de aulas. En este sentido, si bien las instalaciones del anterior conservatorio ubicado en el Parque Figueroa eran más antiguas, aquel conservatorio era mucho más amplio que el actual (con capacidad casi para el millar y medio de estudiantes). Ello propició un déficit de alumnos puesto que el ratio de éstos en las nuevas instalaciones era mucho menor. Por lo que, durante los primeros cursos se llegaron a producir escenas que mostraban esa falta de previsión, ya que dieron clases en los pasillos porque no había espacio suficiente en las aulas.
La situación ha propiciado que, desde la Junta, se haya reducido el número de plazas ofertadas. De tal forma que, la consecuencia inmediata ha sido que, a un elevado número de alumnos, no les haya bastado con aprobar las pruebas de acceso. Una problemática, cuya solución bien podría radicar en la ampliación del personal docente, reforzando las diferentes líneas con un mayor número de docentes. Así, podría haber más clases y atender a más estudiantes que, como en el caso de alguno de los componentes de la banda de la Esperanza, no tienen plaza ni una opción viable para continuar progresando en sus estudios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here