Tensión en el pleno del Ayuntamiento de Villafranca


Un grupo de madres del colegio Teresa Comino acuden al Consistorio para pedir que se habiliten zonas de sombra en el patio

Tensión, acusaciones y reproches han sido las características que han definido al Pleno ordinario, que se ha celebrado en el Ayuntamiento de Villafranca de Córdoba. Y ello debido al nerviosismo que, durante varios momentos mostró el alcalde del PSOE, Francisco Palomares. El motivo no fue otro que la presencia de un grupo de madres del colegio de Infantil y Primaria Teresa Comino, que acudieron, a la sesión de este lunes, para reclamar al Consistorio que habilite zonas de sombra en el patio para que los alumnos puedan resguardarse del sol, algo que vienen solicitando desde hace tiempo y por lo que ya preguntó hace un año al equipo de Gobierno el Partido Popular.
colegio Teresa Comino
Palomares se mostró duro con el colectivo ciudadano, al que acusó de estar manipulado por el Partido Popular, además de indicar a las madres que se habían presentado “disfrazadas”. Ese calificativo obedecía a que las mismas iban ataviadas con camisetas alusivas a su reivindicación. Ello sirvió para crispar los ánimos y que la tensión y los reproches se sucedieran. La justificación del alcalde se basó en el argumento de que una plaga que afectó a las palmeras, que sirvieron de anclaje para los toldos que se colocaron el año pasado, habían impedido hacer lo propio éste, aunque al mismo tiempo reconoció que fue una solución provisional, así como, también, en que no es competencia del Ayuntamiento este asunto, aunque en el pleno quedó claro que en otras ocasiones el consistorio ha actuado -han colocado algún aparato de aire acondicionado en el centro- sin tener en cuenta que la competencia depende directamente de la Junta, ya que ésta no da soluciones a estas graves situaciones.  Arguyendo además que están en conversaciones con la delegada de Educación de la Junta de Andalucía, Esther Ruiz, para buscar una solución.
IMG 20170613 WA0002
Estas afirmaciones no convencieron al Grupo Popular en el Ayuntamiento de Villafranca. Su portavoz, Agustín Palomares, recordó, además, al primer edil sus afirmaciones, acerca de que el edificio donde se halla el centro educativo era un inmueble catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC). El responsable popular negó este extremo, al señalar que “el edificio no es BIC, sino que está inscrito en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz, sin ninguna protección que precise de autorización de Cultura y en el caso de que fuese así, han tenido un año para solucionarlo, por lo que ha faltado voluntad política”.