Los padres tendrán que pagar el aire acondicionado de los colegios


Mientras el PP exige un plan de sombras y climatización, la Junta justifica la falta de aire acondicionado afirmando que "no es aconsejable" para la salud de los niños

A partir del mes de mayo, impartir clase, estudiar o salir al recreo en algunos centros educativos de Córdoba se puede convertir en una auténtica pesadilla debido a la falta de sombras y aire acondicionado. Estas carencias pueden derivar  en casos de mareos, deshidratación, lipotimias y golpes de calor en las aulas y en las zonas recreativas de los colegios.
Ante esta problemática, el Grupo municipal Popular en el Ayuntamiento de Córdoba exige al cogobierno de PSOE e IU que pida a la Junta de Andalucía la puesta en marcha de un plan de sombras, entoldados y vegetación, así como la realización de una auditoria de climatización de colegios, paso previo a la puesta en marcha de un programa de eficiencia energética y climatización de estos centros.
calor aula colegio
El viceportavoz popular, Salvador Fuentes, considera “bochornosos” los argumentos de la Consejería de Educación para justificar la falta de aire acondicionado en los colegios en los que llega a decir que “no es aconsejable” para la salud de los niños, cuando la Administración autonómica debería garantizar ya las condiciones de climatización óptimas en los centros.
Fuentes considera inaceptable el “servilismo” demostrado por el gobierno municipal al “pretender desviar la responsabilidad hacia comisiones de estudio y unos padres y madres que bastante tienen con pagar sus impuestos para que enciman tengan que pagar la climatización de los colegios y centros educativos”.
La concejala popular Luisa Arcas exige, además, que se aclaren “las competencias de cada administración pues, al no estar definidas, la solución a los problemas se alarga con el consiguiente quebradero de cabeza para la comunidad escolar”. Arcas recuerda que el Ayuntamiento responde del mantenimiento básico de instalaciones, limpieza y seguridad, mientras que la Junta se ocupa de las inversiones con el agravante de que la Agencia para la Educación de Andalucía, responsable de los equipamientos de los centros, no permite a los consistorios ni la incorporación de equipos en los proyectos, ni la instalación de equipos de climatización. “La Junta de Andalucía y el PSOE, que es el partido que gobierna, tienen la obligación de garantizar las condiciones óptimas para el desarrollo del trabajo que se realiza en las aulas, tanto por parte de los profesores como por parte de los alumnos”, recalca.
temperatura aula
En este sentido, los ediles popular exigen a la administración andaluza “un programa de eficiencia y autonomía energética en todos los centros de la red educativa de su titularidad, que garantice las condiciones óptimas de estudio y trabajo, así como la eficacia y la sostenibilidad de los sistemas empleados”. Este programa debería llevarse a cabo por parte de la Consejería de Educación, en colaboración con la Agencia Andaluza de la Energía y la participación del Ayuntamiento y los representantes de los trabajadores y de las asociaciones de madres y padres de alumnos. El mismo, tras un estudio riguroso, permitiría encontrar la solución más idónea para cada centro, garantizando durante todo el año el mantenimiento de unas temperaturas adecuadas. No sólo en verano, sino también durante los meses de frío en invierno.
De este modo, el PP comparte la preocupación de las asociaciones de padres y madres, que exigen “una solución a la falta de climatización en los centros educativos durante los meses de calor”. La solución que ofrece la Junta para combatir las altas temperaturas “son espacios de sombra a base de toldos o vegetación en los centros de nueva construcción”, según la Consejería. “Pero el problema no queda resuelto de esta forma, puesto que estas medidas pueden ser insuficientes para garantizar esas condiciones óptimas, y además no afectan a los colegios que se encuentran en la actualidad ya en funcionamiento”, señala Fuentes.
El Grupo Popular entiende que se trata “de un problema globlal, que exige soluciones coordinadas en lugar de ocurrencias, medidas parciales que con frecuencia la Junta ha descargado en los propios centros la responsabilidad de encontrar una solución y éstos han optado por asumir el coste de la instalación del aire acondicionado, gracias a la aportación de las propias asociaciones de madres y padres o de los ayuntamientos.