La policía intensifica esta semana la vigilancia y control de drogas y alcohol al volante


Aumente recuerda que "hay que avanzar, social y educativamente para eliminar un factor de riesgo como es la presencia de alcohol o drogas en la conducción, que está detrás de muchos accidentes"

La Policía Local de Córdoba se suma este lunes a la campaña de especial vigilancia y concienciación sobre el riesgo que supone el consumo de drogas o alcohol y la conducción puesta en marcha por la Dirección General de Tráfico DGT), y en este marco se intensificará hasta el 11 de junio la realización de pruebas de alcohol y drogas a conductores. Al respecto, el teniente de alcalde de Presidencia y Seguridad Ciudadana, Emilio Aumente, ha resaltado “el valor de la colaboración” de las distintos cuerpos y administraciones con responsabilidad en la seguridad vial, dado que “se necesitan todos los recursos y continuar mejorando los resultados en un tema de vital importancia”.
Junto a ello, Aumente ha recordado la necesidad de “avanzar, social y educativamente, y desde la responsabilidad de la ciudadanía, para eliminar un factor de riesgo, como es la presencia de alcohol o drogas en la conducción, que está detrás de casi un tercio de los accidentes mortales”. Esta campaña, a la que se suma la Policía Local de Córdoba para su realización en la capital, pondrá especial énfasis en los colectivos policonsumidores, es decir, aquellos conductores que se ponen al volante y que consumen habitualmente alcohol o drogas.
Cabe destacar que el alcohol está presente como factor concurrente o desencadenante en un tercio de los accidentes mortales. Su presencia en la conducción dependiendo de su tasa, multiplica entre 2 y 15 el riesgo de sufrir un accidente. La única tasa segura es 0,0%. No sólo está relacionado con una mayor accidentalidad, sino que también repercute en una mayor mortalidad, al ser un factor vinculado con un peor pronóstico en las lesiones sufridas.
Se ha detectado un cambio de comportamiento de los ciudadanos que ha hecho que el porcentaje de positivos detectados descienda de una forma notable en el último decenio, pasando del 5,1% al 1,6%. No obstante, es un objetivo prioritario desde de la DGT tratar de conseguir bajar del 1% los positivos de alcoholemia en los controles preventivos aleatorios.
Conducir después del consumo de sustancias psicoactivas es un hecho frecuente en España, según informa la Dirección General de Tráfico. Aparte del alcohol, casi un 15% de conductores conducen tras haber consumido alguna sustancia (drogas de abuso) que pueden afectar la capacidad para una conducción segura. El cannabis (THC) y la cocaína son las dos sustancias más frecuentemente halladas.
Con independencia del efecto sobre los conductores, el alcohol supone también un riesgo para los peatones, como usuario de la vía que comparte con los demás el espacio público, fundamentalmente en zona urbana.
 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here