¿Quién tiene prioridad?

50

Una sentencia da la razón a una conductora que atropelló a un ciclista que atravesaba un paso de cebra. La polémica esta servida.

Vaya por delante que la fragilidad de  los ciclistas obliga a los conductores de automóviles a extremar las precauciones para evitar sucesos tan terribles y dolorosos como los que se viven en muchas carreteras donde ciclistas son arroyados por vehículos causando verdaderas tragedias. No obstante, esto no quita que no es ninguna novedad que muchos ciclistas sobre todo cuando circulan por ciudad, creen que las normas no son para ellos y circulan a una considerable velocidad por aceras,  pasos de cebra y zonas peatonales.
Hoy traemos a La Voz una noticia que bien podríamos considerar un toque de atención a aquellos ciclistas que circulan de manera incorrecta sin respetar el reglamento de circulación. Concretamente, hablamos de un accidente que tuvo lugar en la ronda Este de Castellón, frente al Palau de la Festa, cuando un ciclista se disponía a atravesar un paso de cebra y R.C.B., de 29 años y conductora de un Ford Focus, le arrolló causándole graves heridas en su pierna izquierda, con fractura de peroné, tobillo y de un nervio.

Croquis de una situación irregular cuando ciclistas cruzan por pasos de cebra./ Foto: LVC

La conductora rápidamente auxilió al ciclista y los médicos del Samu le inmovilizaron y trasladaron en camilla de urgencia al Hospital General, aunque permaneció imposibilitado para sus tareas habituales durante varios meses y de baja laboral. Como cabría esperar, la conductora fue denunciada por la supuesta víctima, pero para sorpresa de muchos, la juez del juzgado de Instrucción 2 desestimó en su día la demanda.
La sentencia fue recurrida y ahora, el magistrado de la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Castellón, Esteban Solaz, ha dado carpetazo de nuevo al atropello dando la razón a la conductora, ya que es el usuario de la bicicleta quien no estaba haciendo las cosas correctamente. Sí, la culpa es suya, pues tal y como señalan los apartados C y D del artículo 168 del Reglamento General de Circulación -en conjunción con el artículo 23.5a de la Ley sobre Tráfico y circulación de vehículos a motor-, el ciclista no goza de prioridad de paso en un paso de cebra reservado a peatones, pues las bicis al fin y al cabo no dejan de ser vehículos.
Recordemos que es la propia Ley de Tráfico la que señala que los ciclistas tienen prioridad de paso sobre los vehículos a motor “cuando circulen por un carril-bici, paso para ciclistas o arcén debidamente autorizado para uso exclusivo de conductores de bicicletas“, y en este sentido el Reglamento General de Circulación apunta que “una marca consistente en dos líneas transversales discontinuas y paralelas sobre la calzada indica un paso para ciclistas, donde éstos tienen preferencia“.
Así que lo más recomendable si quieres dar un paseo en bici o la usas como transporte para desplazarte a tu lugar de trabajo es que primero te informes sobre tus derechos y deberes, sobre todo para evitar sorpresas desagradables en caso de incidentes.

1 Comentario

  1. el Cordobés medio tiene costumbre de inventarse sus propios reglas manejando cualquier tipo de vehículo. Dónde más se nota la falta total de conocimiento de las reglas es en las rotondas, dónde creen que pueden salir de ella estando en el carril del centro, obligando a veces a frenar al vehículo que se encuentra en el carril de fuera.
    Parece que no entienden que estando en el carril de fuera, un conductor tendría en teoría el derecho de seguir dando vueltas a la rotonda hasta que se queda sin gasolina, diesel o carga eléctrica…..

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here