Los vecinos califican de "chapuza" el arreglo de Abogado Enríquez Barrios


Una plataforma denuncia el resultado de una obra ante la pasividad de la asociación de vecinos "que mira hacia otro lado"

Los vecinos de la calle Abogado Enríquez Barrios han decidido constituirse en una plataforma para denunciar “la obra chapucera” que ha hecho el Ayuntamiento dentro del programa denominado Mi barrio es Córdoba. Esta plataforma nace también ante la pasividad de la asociación de vecinos de la zona a la hora de denunciar las deficiencias de esta rehabilitación, que ha supuesto “una nefasta aplicación del dinero público a la vista del resultado”.

Acerado de la calle Abogado Enríquez Barrios.  vecinos
Acerado de la calle Abogado Enríquez Barrios. /Foto: LVC

En concreto, los vecinos denuncia que hay tramos del acerado “donde las baldosas están desniveladas”, así como hay una “iluminación deficiente” en el acerado de los pares “por una inadecuada distribución y elección de las luminarias, lo que provoca sensación de boca de lobo que irá a más, a medida que las lámparas envejezcan”. Este hecho fue denunciado a la concejal de Infraestructuras, Amparo Pernichi, y no ha sido satisfecha, lo que hace afirmar a este colectivo que “luego se le llena la boca de participación ciudadana”.
Además, denuncian que el asfaltado nuevo está “lleno de baches, lo que provoca una inadecuada redirección de las aguas pluviales hacia el alcantarillado y posibles caídas de viandantes”. Otro aspecto es el que “algunos bordillos no están nivelados unos con otros”, así como que se ha producido una “pérdida de plazas de estacionamiento por sacar los alcorques a la línea de aparcamientos, en vez de mantenerlos dentro del acerado, como se proyectaron inicialmente y por la plantación de un importante número de árboles menos de los que se proyectaron para el acerado impar, pese a que la concejal se jacta mediáticamente de su sensibilidad medioambiental”.
Según esta plataforma, “la obra ha sido un despropósito desde el comienzo, pues no se atendió el deseo consensuado de los residentes de un acerado que combinase baldosas de distintos colores para hacer más atractivo el barrio, además de no reunirse ni una sola vez la comisión de seguimiento de las obras, ya que la señora Pernichi obró torticeramente para evadir la reunión”.
También afirman estar cansados de asociaciones de vecinos “formadas por una exiguo número de componentes con carné político, que en lugar de ser independientes se convierten en secciones de partidos políticos”. En el caso concreto de la de Ciudad Jardin, “en este punto ha mirado para otro lado y  parece estar ocupada en dedicar calles a políticos socialistas fallecidos- como es el caso de la prolongación de la calle Marruecos-, cosa muy criticada en el barrio porque no se quieren calles dedicadas a políticos de ningún color, habiéndo relevantes personajes cordobeses del pensamiento, la cultura y la ciencia dignos de ostentar ese reconocimiento”. Sobre este asunto añaden que “la ciudadanía vota a sus representantes en el pleno y no a cuatro vecinos, que enarbolando la bandera de la participación y el protagonismo se adueñan de los barrios para luego estos resultados chapuceros que no fiscalizan cuando gobiernan los suyos, y vaya por delante la buena labor que realizan otros muchos representantes vecinales que actúan con independencia de quien gobierne”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here