Otro foco de problemas para el cogobierno municipal


Dos colectivos muestran, con escasos días de diferencias, su malestar por el trato recibido por la Unidad de Autorizaciones de la Delegación de Vía Publica

A los distintos frentes que el cogobierno tiene abiertos en la actualidad se suman ahora otros provocados por una departamento municipal que, de momento, ya ha encrespado los ánimos de dos colectivos, como son los caracoleros y los vecinos del Campo de la Verdad, que señalan directamente a la Delegación de Vía Pública del Ayuntamiento, y más concretamente a la Unidad de Autorizaciones, como el foco y origen de los conflictos. Ambos colectivos han hecho públicos sendos escritos muy duros contra la forma de proceder de este departamento municipal y en el caso de los primeros les ha llevado a desconvocar la caracolada popular prevista para el pasado domingo.

Guiso de la empresa Caracolexpress. autorizaciones. caracol. caracoles.
Guiso de la empresa Caracolexpress. /Foto. LVC

En el caso de la asociación de vecinos Puente Romano los conflictos ocurrieron en el primer fin de semana de mayo y el presidente del colectivo, Juan Moreno Matas, los relata con precisión en un escrito dirigido a la alcaldesa, Isabel Ambrosio, que ha publicado en las redes sociales. En el mismo señala que la forma de actuar de esta Unidad de Autorizaciones ha hecho que la celebración de la XXIII edición del festival flamenco Cruzando el Río se haya visto entorpecido. Así, detalla que en el lugar donde se tiene que desarrollar, y que a la vez sirve para otras actividades de colectivos del barrio, se ha autorizado un quiosco, por lo que se ha tenido que modificar el escenario. Además, en el mismo lugar se autorizó en las mismas fechas la denominada Feria de la Solidaridad. “Esto provoca malestar tanto en el colectivo mencionado como en nosotros mismos, máxime cuando a Solidaridad les daba igual ésta semana que la siguiente”, señala Moreno Matas. Ambos colectivos deciden solucionar por su cuenta un problema que ninguno de los dos ha generado y así ocurre hasta que el día 6 se solapan las actuaciones “estelares” por ambas partes.
Por si fuera poco, el presidente de la asociación de vecinos Puente Romano explica que el domingo 7 le dijo la Policía Local al vigilante que había que desmontar todo para que pasase por allí la maratón de Los Califas y lo que dio tiempo fue a abrir un pasillo para que pasaran los corredores.
El escrito termina pidiendo que se informe a este colectivo vecinal “en cuanto a lo sucedido dentro del Área de Autorizaciones, para haber obrado con tanta descoordinación y en especial perjudicando a la Asociación”, añadiendo que se les debe “una explicación”.
Este malestar en esta asociación se suma al de los propietarios de los puestos de caracoles, quienes también han dirigido un escrito a la alcaldesa en el que se detallan, a lo largo de cinco folios, “las numerosas incidencias acaecidas y sufridas” por sus miembros, entre las que destaca el “trato despectivo” y el “abuso de autoridad” desde la Unidad de Autorizaciones de la Delegación de Vía Pública.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here