Cuatro hermandades son premiadas en el Concurso de Cruces

119

Las cofradías del Huerto, el Resucitado, la Sagrada Cena y la Paz obtienen distinciones en el concurso de cruces, con un primer premio, dos segundos y un tercero

cruces
Cruz de mayo del Huerto, galardonada con el primer premio de la modalidad de casco histórico./Foto: Hermandad del Huerto

Las cruces de mayo de cuatro hermandades han obtenido el reconocimiento del jurado del Concurso Oficial de Cruces de Mayo de 2017. De hecho, en la modalidad de casco histórico las cofradías han sido las dominadoras de la misma. De tal manera que la del Huerto (ubicada en los Patios de San Francisco) ha obtenido el primer premio, mientras que el segundo ha recaído en la del Resucitado (plaza Conde de Priego) y el tercero ha sido otorgado a la Paz (Bailío).
cruces
Cruz de mayo del Resucitado., galardonada con el segundo premio en la modalidad de casco histórico./Foto: Jesús Caparrós

Por su parte, la cuarta corporación penitencial que ha resultado premiada ha sido la hermandad de la Sagrada Cena, que se ha alzado con el segundo de los galardones de la zona moderna, por detrás e la Asociación de Vecinos de Cañero (primer premio) y delante del Centro Municipal de Mujeres de Villarrubia (tercero). En la modalidad de recinto cerrado, los colectivos distinguidos han sido la Peña Los Emires,  la Asociación de Niños Saharuis y Acpacys. Las cantidades económicas que se entregan son 1.200 euros para el primero, 900 euros para el segundo y 700 euros para el tercero, todo ello por cada modalidad.
cruces
Cruz de mayo de la hermandad de la Cena./Foto: Paco Román

Cabe recordar que las cuatro hermandades premiadas han dotado a sus cruces, además de una indudable belleza estética, de una fuerte carga simbólica. Este ha sido el caso del Huerto. Así, la cruz que trabaja toda la comunidad parroquial de San Francisco se ha erigido como un tributo y un necesario llamamiento a la paz y la convivencia. Mientras que del Resucitado, llama la atención el gusto con que la corporación, que dirige Francisco Ruiz Abril, ha decorado el entorno donde instalan su popular cruz. Ésta, situada a la espalda del monumento que Córdoba dedicó a Manolete, está elaborada siguiendo los colores del traje de luces con que el maestro toreó a Islero en la plaza de Linares, la tarde en que recibió la estocada mortal. Finalmente, la Sagrada Cena ha realizado un más que meritorio trabajo en el patio de la iglesia del Beato Álvaro. Así, el barrio de Poniente guardará hasta el primer día de mayo uno de los rincones que recuerdan a la Córdoba histórica. Se trata de la Fuenseca, cuya reproducción ha sido brillante y viene ha mostrar la forma en que las cofradías conservan e impulsan las grandes tradiciones de la ciudad.
cruces
Cruz de Mayo de la Hermandad de la Paz y Esperanza. /Foto: LVC

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here