UGT critica las condiciones "leoninas" de las licitaciones de EMACSA


El sindicato impugnará el pliego de condiciones si no se incluye la obligatoriedad de que las empresas que opten a la licitación lo hagan aplicando el convenio de la Construcción

El secretario general de UGT-FICA Andalucía (Federación de Industria,
Construcción y Agro), Manuel Jiménez, y su homólogo en Córdoba, Pedro Téllez,
han anunciado “la impugnación del pliego de las bases de contratación de obra de EMACSA  al no incluir éste la obligatoriedad de que las
empresas que opten a la licitación lo hagan aplicando el convenio de la
Construcción para garantizar unas condiciones mínimas laborales para los
trabajadores”.
En su comparecencia, Jiménez ha recordado que la FICA presentó “una denuncia
en la inspección de trabajo al tener conocimiento de que Magtel, la empresa
contratada para las obras de EMACSA, no aplicaba el convenio sectorial
correspondiente, es decir, el de la Construcción”. Una denuncia que se resolvió de
forma favorable reconociendo en 2016 la Inspección de Trabajo que el de la
Construcción era el marco legal por el que se debían regir esta empresa.
En opinión de Jiménez, la sorpresa ha sido “encontrarnos que, a pesar de haber
enviado un escrito con esta resolución de la Inspección, la empresa municipal no
ha recogido esta cláusula en el pliego de bases de contratación”. Una
circunstancia que el secretario general de FICA-UGT Andalucía ha lamentado ya
que “hay un gobierno municipal que se dice progresista y que está aplicando la
reforma laboral y deja la puerta abierta a que las empresas precaricen el trabajo”.
La no inclusión de este punto obligatorio supone, según Téllez, “un cheque en blanco para que
los empresarios reduzcan en costes laborales”. “Están dejando en el aire un 40% del
presupuesto y nos tememos que las empresas aprovechen para reducir costes en el personal
con trabajadores cobrando el salario mínimo interprofesional”, apuntó el secretario de FICAUGT
en Córdoba.
Asimismo, los dos secretarios generales han explicado que las condiciones de contratación de
EMACSA son “leoninas, impidiendo a la mayoría de empresas cordobesas optar a estas
licitaciones”. No en vano, “el contrato que se formalizará tendrá una vigencia de 6 años y un
importe de 11 millones de euros”.
Jiménez y Téllez esperan que el Ayuntamiento y la presidenta de su Consejo de
Administración, Isabel Ambrosio, rectifiquen antes del 2 de junio, día en el que concluye el
plazo de presentación de ofertas. Mientras, desde FICA-UGT Córdoba dejan claro que
seguirán adelante con el contencioso administrativo y que no se descartan movilizaciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here