La saturación de la Unidad de Reanimación pone en riesgo la atención


SATSE denuncia "la caótica situación asistencial en que se halla inmersa la Unidad de Reanimación del Hospital Reina Sofía que pone en riesgo la atención de calidad"

El Sindicato Profesional de la Enfermería SATSE-Córdoba, lleva denunciando desde hace varios meses “la caótica situación asistencial en que se halla inmersa la Unidad de Reanimación del Hospital Reina Sofía”. Sin embargo, “en los últimos días, la saturación y sobrecarga laboral se ha recrudecido de forma alarmante hasta el punto de ser imposible garantizar una asistencia sanitaria en condiciones óptimas de calidad y seguridad con los recursos materiales y humanos disponibles”.
La Unidad de Reanimación, “donde son atendidos la mayoría de los pacientes recién operados, así como otros  sometidos a cateterismos y otras pruebas, no puede absorber todo el volumen de enfermos debido a que sus instalaciones han quedado obsoletas después de casi 40 años de uso sin reformas sustanciales”. SATSE lamenta que, “mientras se sigue incrementando el número de intervenciones quirúrgicas con la apertura de nuevos quirófanos, no se haya acometido una ampliación de la Reanimación ni un aumento de su plantilla de Enfermeras y Auxiliares de Enfermería para dar respuesta a las nuevas necesidades asistenciales y de cuidados que necesitan los pacientes”.
Continúa SATSE asegurando que “en la Reanimación, por lo descrito anteriormente, se viven permanentemente situaciones de colapso asistencial, lo cual conlleva una sobrecarga laboral inasumible para los Profesionales y un presunto riesgo para los pacientes allí atendidos”. Dada la gravedad y posibles repercusiones de lo descrito, “SATSE ha solicitado una reunión urgente con la Directora de Enfermería, Pilar Pedraza, con el fin de tratar este asunto y sus posibles soluciones”; sin embargo, “este Sindicato lamenta la falta de respuesta a fecha de hoy por parte de la Directora de Enfermería, lo cual denota una falta de interés absoluto por su parte en dar una solución a este problema que repercute directamente tanto en los Profesionales como en los pacientes”.
Finaliza SATSE solicitando a la Dirección Gerencia “una solución urgente a esta situación de colapso, la cual pasaría por, en primer lugar, sustituir todas las bajas por enfermedad, reducciones de jornada y demás permisos o licencias. En un segundo lugar, considera SATSE, sería necesario acometer una reforma integral urgente, que sería la primera en 40 años, de la Unidad de Reanimación para adecuarla a las nuevas necesidades asistenciales”.