Centro de convenciones: una gestión "delirante y esquizofrénica"


El viceportavoz del PP, Salvador Fuentes, ha calificado de “delirante y esquizofrénica” la gestión que ha llevado en estos dos año el gobierno municipal del Centro de Exposiciones, Ferias y Convenciones (CEFC) que ha llevado a día de hoy al inicio de la rescisión del contrato, después de prórrogas, modificaciones e incumplimientos, ya que el grado de ejecución en la actualidad, después de dos años, es del 54 por ciento. Éste ha sido el plato fuerte del Pleno municipal en el que se ha producido la comparecencia del concejal de Presidencia, Emilio Aumente, solicitada por el PP, para abordar diversas cuestiones relacionadas con el CEFC.

Emilio Aumente, durante el Pleno. Convenciones
Emilio Aumente, durante el Pleno. /Foto: LVC

Por su parte, el concejal de Presidencia, Emilio Aumente, ha echado balones fuera al afirmar que el “fiasco” tiene su origen en el mandato del PP, cuando se renuncia al proyecto de Miraflores. Hizo un repaso a la trayectoria seguida por el Centro de Convenciones, desde la presentación del proyecto hasta la actualidad. Este edil socialista ha señalado que su actuación se ha limitado a seguir las indicaciones de los técnicos y que las actuaciones seguidas por el gobierno municipal han sido “demasiado leales”, conociendo todos los problemas que acarreaba la obra, a cargo de “una empresa en preconcurso de acreedores, que no paga las facturas”. “Era un regalo envenenado y nosotros nos hemos pasado de sensatos”, ha añadido, terminando su intervención anunciado que enviará el proceso de cesión del pabellón a la Cámara de Cuentas porque había sido “una donación onerosa”.
El debate ha subido de tono con la intervención del portavoz del IU, Pedro García, quien ha arremetido contra el PP en un discurso en el que ha dejado caer una batería de insinuaciones sobre la gestión del anterior gobierno municipal. A la vez que desde el PP se ha desvelado que el cogobierno intentó una negociación con la empresa que fue frenada por la Intervención municipal.
En el segundo turno de intervenciones, Aumente ha afirmado que “la elección de la empresa fue un error” y que el cogobierno siguió adelante con el proyecto del Centro de Convenciones porque “a la ciudad podía venirle bien”. También ha señalado que se ha iniciado el expediente de resolución del contrato que “va a costar cero euros porque el Ayuntamiento no es responsable de lo ocurrido”. Lo que puede suceder a continuación es que “si la empresa no recurre la rescisión del contrato, se le encarga el proyecto final a la dirección facultativa y se saca a licitación”.
En este largo debate también ha estado presente el fenecido proyecto de Miraflores, del que el PP ha criticado que costase 10,5 millones de euros a la ciudad, lo que ha sido “uno de los grandes errores de la izquierda por el que nadie ha pedido perdón”, como ha señalado Fuentes.
El portavoz de UCOR, Rafael Serrano, ha criticado la falta de transparencia en el proceso del Centro de Convenciones, cuando los problemas se acumulaban en su construcción y ha afirmado que “lo más triste” es que la solución “no va a ser buena ni fácil, porque va a acabar en los tribunales”. Desde Ciudadanos, José Luis Vilches, ha señalado que el CEFC tiene la misma superficie que las antiguas instalaciones de Ifeco, por lo que no dispondría de la versatilidad necesaria. Desde las filas de Ganemos Córdoba, su portavoz, Rafael Blázquez, ha centrado su intervención en la necesidad de esta infraestructura para la ciudad, que tenía que haber sido “tumbado” en el inicio del actual mandato municipal y que “en seis meses estaría amortizada la rescisión”.
 
 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here