Bellido destaca que "se hace justicia" con el archivo de la denuncia contra Miguel Reina


El portavoz del PP dice que "Reina es una persona honesta y cabal, que llegó a la política para poner su prestigio, sabiduría, conocimiento y experiencia al servicio de su ciudad"

El portavoz del PP en el Ayuntamiento de Córdoba, José María Bellido, ha destacado este martes que “se hace justicia” y se alegra “enormemente” por el exedil del PP Miguel Reina, después de que el Juzgado de Instrucción número 6 de Córdoba ha archivado la denuncia del sindicato CTA contra él por supuesta comisión de delito de prevaricación administrativa en la gestión de contratos del Instituto Municipal de Deportes (Imdeco).

Miguel Reina.
Miguel Reina. /Foto. LVC

En una rueda de prensa, el popular ha subrayado que espera que “esta alegría la compartan también quienes pusieron la denuncia, que han visto que ha quedado todo aclarado”, al tiempo que ha resaltado que “Miguel Reina es una persona honesta y cabal y que llegó a la política para poner su prestigio, sabiduría, conocimiento y experiencia al servicio de su ciudad”, algo que en lo que “no hay ninguna duda”, ha aseverado.
Al respecto, ha detallado que “Miguel Reina había recibido de Córdoba todo el cariño como un gran deportista y quería devolvérselo”, de manera que “era muy injusto que trataran de manchar su nombre simplemente por dañar al PP”, ha lamentado el concejal.
Asimismo, ha dicho que se alegra “después de casi dos años teniendo que soportar y guardando silencio prudente que la gestión del PP ha quedado totalmente aclarada, después de haber sido examinada muy profundamente y haber llegado a la justicia”.
Ante ello, ha comentado que espera que “todos los gobiernos que pasen por el Ayuntamiento corran esa misma suerte y tengan la misma tranquilidad, que nosotros teníamos”, dado que “el tiempo da la razón”, ha apostillado Bellido.
En concreto, el juez ha tomado la decisión de archivo al considerar que no se ha cometido el citado delito en la actuación del exedil, de forma que fundamenta que “no existe motivo o interés personal en favorecer a una determinada empresa”, por lo que la contratación de un despacho de abogados para distintos despidos “no supone prevaricación”, según sostiene.