La concertada, de nuevo la más solicitada

59

Una vez más, se repite el mismo escenario y las solicitudes superan a las plazas ofertadas quedando patente la preferencia de los padres por la enseñanza concertada frente a la pública

Ya ha finalizado el plazo de solicitud de matrícula en los centros concertados de Córdoba y la demanda media supera con creces la oferta de plazas establecida para el curso escolar 2017/2018 en el nivel educativo de infantil (3 años).

Fachada principal colegio La Salle. / Foto: LVC
Fachada principal colegio La Salle. / Foto: LVC

En la mayoría de los colegios ha aumentado el número de solicitudes y, por consiguiente, superan al número de plazas ofertadas. En concreto, en Los Trinitarios 73 familias optan para sus hijos a una de las 50 plazas establecidas para el nuevo curso, e igual ocurre con La Salle, que cuenta con 103 solicitudes de admisión frente a las 75 plazas de las que dispone. El Virgen del Carmen tampoco se queda atrás y se convierte en esta ocasión en uno de los centros con más demanda para el nuevo periodo de enseñanza, habiendo recibido un total de 96 inscripciones de escolarización de las que sólo podrán matricularse finalmente 75.
En este sentido, se podría decir que la bajada de natalidad que ha experimentado la sociedad en la última década como consecuencia de la complicada coyuntura económica, no ha afectado a la preferencia de los padres que siguen apostando claramente por la enseñanza concertada frente a la pública.
De esta forma, queda en entredicho la postura de la consejería de Educación de la Junta de Andalucía a favor de recortes de unidades en los colegios concertados con el objetivo de repartir a los niños en otros centros públicos con menos demanda. Hace tan sólo unos días el presidente de Escuelas católicas de Córdoba, Antonio Guerra, manifestaba que “con los malos resultados educativos que arrastra Andalucía, parece mentira la Junta se haya planteado recortar gastos y eliminar recursos. Nosotros pensamos que  por supuesto no sobra ninguna unidad ni pública ni concertada”. Además, Guerra añadía que si se recortaban plazas para los concertados “se estaría atentando directamente contra el derecho a la libertad de enseñanza y, además, esta medida afectaría al empleo de muchos profesores y personal de administración y servicios de algunos centros”.
 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here