El San Rafael de Lineros, abandonado por el Ayuntamiento


Los desconchones, la falta de pintura, la ausencia de iluminación e, incluso, el desprendimiento de su ornamentación es la imagen que presenta este monumento a San Rafael

El retablo de San Rafael, de la calle Lineros, se encuentra “en un estado lamentable”. Así lo han denunciado varios vecinos de la zona que se quejan de “los desconchones de pintura, los vidrios rotos que protegen a las pinturas, la falta de limpieza, el abandono de iluminación municipal e, incluso, la pérdida de elementos decorativos” del mismo. Ésta es la imagen con la que se encuentran, día tras día, los cientos de turistas que atraviesan esta calle , situada en pleno casco histórico de la ciudad. Se trata de una responsabilidad que recae directamente sobre el Consistorio cordobés, que, además, tiene una inscripción en el propio monumento recordando que la propiedad es suya.

Retablo de San Rafael en la calle Lineros. /Foto: LVC
Retablo de San Rafael en la calle Lineros. /Foto: LVC

Si ya de por sí el retablo a San Rafael estaba en pésimas condiciones, en los últimos días un camión de mudanza que atravesaba la calle Lineros, lugar donde está situado el monumento, destrozó uno de los faroles que custodiaban las pinturas de los patronos de Córdoba y al propio San Rafael. Tras este suceso, los vecinos avisaron al servicio municipal de limpieza, Sadeco, que procedió a retirar el farol y una pieza de ornamentación que corría peligro de desprendimiento.
Los vecinos de la zona no entienden que este “emblemático lugar”, como ellos lo definen, se encuentre en estas circunstancias. Cierto es que, según explican, ellos mismos se han encargado, en más de una ocasión, de limpiar el monumento a San Rafael, sin embargo no cuentan con las herramientas suficientes para llevar a cabo un “lavado de cara” como merece el retablo. Es más, los comercios cercanos de la zona, también, se han interesado por el arreglo del monumento, incluso llegando éste a restaurarse por iniciativa privada. Tal y como han afirmado los residente de las calles aledañas, “es muy bueno que tanto vecinos como comerciantes se preocupen de este patrimonio, pero es responsabilidad del Ayuntamiento y no pueden estar sacándoles las castañas del fuego”. La última restauración fue por parte de la Diputación de Córdoba, sin embargo, el resultado, parece que no haber durado mucho tiempo.
Retablo de San Rafael en la calle Lineros. /Foto: LVC
Retablo de San Rafael en la calle Lineros. /Foto: LVC

A pesar de todo esto, recuerdan los vecinos, el Consistorio de Córdoba es el responsable directo de este mantenimiento. Según los vecinos, “este  arregla lo que quiere y cuando quiere, sin prestar atención a las verdaderas necesidades de la ciudad”. Y es que, tal y como han afirmado, “si el principal motor económico de Córdoba es el Turismo los responsables políticos no deberían dejar de lado nuestro patrimonio, menos en esta zona y con la Semana Santa a la vuelta de la esquina”.
En esta ciudad era tradición la colocación de humilladeros y retablos en plena calle propuestos para la devoción popular. Un claro ejemplo de estos retablos es el de San Rafael que se encuentra en la esquina de la calle Candelaria y la calle Lineros. Este altar devocional tiene en el centro la imagen de San Rafael, Arcángel de la ciudad, y en cada uno de los lados a los patronos: San Acisclo y Santa Victoria, pintados por Antonio de Monroy.
 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here