La crisis de Hostetur divide las opiniones de los hosteleros


Algunos comerciantes creen que Hostetur no lucha realmente por sus necesidades, otros prefieren no estar dentro de la organización y otros apoyan a su asociación

La asociación de Hosteleros de Córdoba (Hostetur), en la que está integrada Hostecor y Córdoba Apetece, no está atravesando por su mejor momento. La última crisis ha venido con las desavenencias entre su presidente, Francisco de la Torre, y la propia junta directiva de la asociación. En concreto, el conflicto se motivó por la reunión que éste mantuvo con el delegado de Turismo del Ayuntamiento de Córdoba, Pedro García. Este fue un encuentro que la junta directiva de Hostetur definió como una “decisión unilateral y carente de debate en este órgano de gobierno”. De hecho, el vicepresidente de la agrupación de hosteleros, Alberto Rosales, calificó la reunión como  “una deslealtad inadmisible que se resolverá en el seno de la asociación por los pertinentes cauces, ya que su decisión no ha tenido los intereses del sector como objetivo”.

Veladores en la plaza de la Agrupación de Hermandades y Cofradías. /Foto: LVC (Hostetur)
Veladores en la plaza de la Agrupación de Cofradías. /Foto: LVC

Con todo esto, la estabilidad de la asociación que representa los intereses de los hosteleros de la ciudad podría verse muy perjudicada y, en consecuencia, afectar directamente a sus representados, que no son otros que los comerciantes de hostelería de la ciudad. Además, no son pocos los problemas a los que se debe enfrentar Hostetur en la actualidad, aunque si hay alguno que destacar, sin duda, es el conflicto con los veladores. Sobre esta inestabilidad hay diversas opiniones de los propietarios de bares y restaurantes cordobeses. Por ejemplo, Antonio Sánchez, propietario de la Taberna Las Beatillas, considera que “el sector debería estar unido e intentar apoyarse los unos a los otros”. Es cierto que, la cosa “está un poco distante, pero ahora, más que nunca, se necesita unidad”.
Veladores en la calle Jesús María. /Foto: LVC (Hostetur)
Veladores en la calle Jesús María. /Foto: LVC

Por otro lado, otro de los propietarios de un establecimiento próximo al centro de la ciudad dice no haber tenido “ningún problema” en lo referente a los veladores. De hecho, dicen que “bastante tienen con preocuparse por su establecimiento para tener, también, que estar más atentos a los problemas que surgen dentro de una asociación”, que por otro lado, “tampoco hacen demasiado por el bien de su negocio”.
Es una opinión que se acerca a la que tiene María González, propietaria del Horno la Tortuga. La misma considera que en este tipo de conflictos, refiriéndose a los de los veladores, “ganan siempre los que tienen más dinero tienen para poder pagar y los más perjudicados siempre son los pequeños establecimientos”. González, además, ha recordado que “el sector de la hostelería en Córdoba da muchísimo trabajo en la ciudad y, en lugar de cuidar a los hosteleros, éstos cada vez se sienten más extorsionados, con medidas injustas”.  De hecho, la propietaria del Horno la Tortuga, ha confirmado que llega un momento en que no sabe “si esto merece la pena”.
Sobre el conflicto en Hostetur, González, afirma que, en muchas ocasiones, “los que representan a los hosteleros están representando sus propios intereses”. Ella sabe que hay que cumplir la normativa, que está en una zona de Casco Histórico, pero “no se siente representada”. La propuesta que hace es que a las reuniones, como la de la Mesa de Veladores, tendrían que invitar a los pequeños empresarios, porque desde la asociación “no saben las cifras que manejan, no conocen su día a día, ni las situaciones que están atravesando”. Así mismo, recomienda a la Gerencia de Urbanismo “que contraten más técnicos y que, así, los pequeños hosteleros, puedan estar más atendidos”.
 
 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here