La carrera oficial enfrenta a los socios del gobierno municipal


carrera
Nuestro Padre Jesús de la Humildad y Paciencia en el Patio de los Naranjos./Foto: José I. Aguilera

La alcaldesa parece haberse quedado sola en su defensa de la nueva carrera oficial. Una cuestión respecto a la que los socios que la mantienen en el gobierno municipal, Izquierda Unida (IU) y Ganemos Córdoba, no dejan de dar muestras de preocupación. De hecho, el primero en salir a la palestra fue el primer teniente de alcalde, Pedro García, quien aireó públicamente sus “dudas”, en torno a esta cuestión y, hasta en dos ocasiones, su postura ha sido corregida por Isabel Ambrosio.
La primera edil ya aseguró que, el de la carrera oficial, se trata de “un plan que cumple con todos y cada uno de los requisitos de la normativa porque ese era el gran reto y nuestra obligación”. Esta postura, manifestada el pasado 23 de febrero y reiterada -casi un mes más tarde- el 20 de marzo, no es compartida por el otro gran valedor de su ejecutivo, Ganemos. Para la marca blanca de Podemos existe “verdadera preocupación” por lo que pueda “ocurrir en caso de una emergencia”. Es más, la agrupación política “reclama que todos los esfuerzos tanto por parte del Ayuntamiento como por la Subdelegación de Gobierno se pongan en mantener la integridad de las personas que concurran en las calles afectadas por los pasos en el horario indicado”.
La formación verde expresa un “respeto profundo a toda manifestación religiosa”, si bien establece que se trata de un “hecho privado”, que “ha de estar subordinado al interés general”, obviando que, en su naturaleza se halla la protestación pública de fe. Así, Ganemos equipara a la Agrupación de Cofradías, que representa al colectivo más numeroso de la ciudad, con “las vecinas y vecinos de las zonas afectadas por el nuevo trazado y por extensión”. A ello hay que sumar que el partido se posiciona junto al “Consejo del Movimiento Ciudadano y reclama que este órgano pueda emitir un dictamen con datos reales y no con estimaciones”. Finalmente, ganemos dictamina que “no va a entrar a debatir la repercusión económica que se usa por diferentes sectores para argumentar a favor del traslado de la carrera oficial”, mientras establece que “ese no es el tema principal a debatir”. Evita recordar, por tanto, que en el año 2010 el ente agrupacionista presentaba un detallado estudio, elaborado por Analistas Económicos de Andalucía, en el que se ponía de manifiesto que la Semana Santa produce un impacto en la ciudad de 42 millones de euros. Una cifra que, de actualizarse, podría haber aumentado tras haber discurrido más de un lustro, desde que se realizara aquel dossier.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here