Un informe avala crear una oficina sobre plusvalías, a lo que se niega IU


El secretario del Pleno considera "prioritario y muy aconsejable" informar a los cordobeses sobre la posibilidad de cobro indebido del impuesto de plusvalías

En el último Pleno ordinario el grupo de IU usó todos los argumentos a su alcance para negarse a la creación de una oficina que atendiera a aquellos cordobeses a los que se les hubiera cobrado el impuesto de plusvalías después de vender un inmueble por debajo de su precio, tal y como recoge una sentencia del Tribunal Constitucional del pasado 16 de febrero. Las intenciones de PP, Ciudadanos y UCOR de prestar este servicio están ahora refrendadas por un informe del secretario del Pleno, Valeriano Lavela, quien “considera prioritario y muy aconsejable que por el Área de Hacienda, al objeto de proteger y garantizar los legítimos derechos e intereses de los ciudadanos se proponga la creación y puesta en funcionamiento de una oficina municipal de atención al contribuyente al objeto de informar, asesorar y aclarar todas aquellas cuestiones y dudas que la ciudadanía pueda plantear”.

Público asistente al Pleno sobre ordenanzas. plusvalías
Público asistente al Pleno sobre ordenanzas. /Foto: LVC

Ante la negativa de la concejal de Hacienda, Alba Doblas, de crear este órgano e, incluso, de pedir un informe al secretario del Pleno sobre su necesidad, los concejales de PP, Ciudadanos y UCOR lo han solicitado por su cuenta, al reunir más de un tercio de las firmas del Pleno, y han visto como este alto funcionario municipal ha ratificado sus tésis al considerar “prioritario y muy aconsejable” este servicio ciudadano.
Por si fuera poco, el secretario del Pleno insta a los funcionarios responsables tanto de Intervención como de Tesorería a que “se procure garantizar en la tramitación de los correspondientes expedientes de liquidación una cuidada, singular, pormenorizada y exhaustiva gestión, comprobación e inspección tributaria municipal”. El objetivo no es otro que evitar que por el Ayuntamiento “se puedan llegar a practicar y aprobar determinadas liquidaciones positivas que, en vía judicial, pudiesen llegar a ser calificadas como improcedentes con respecto a la exigencia del ingreso a favor de la hacienda pública local de una determinada cuota impositiva del referido impuesto de plusvalías”.