La Junta no ve problemas en el colegio Noreña


Según la delegada de Educación de la Junta el Defensor del Pueblo ya se manifestó a favor de la Delegación de Educación y toda la normativa está en regla

Los padres del colegio de Infantil y de Primaria Noreña ya mostraron su descontento con la Delegación de Educación de la Junta de Andalucía en cuanto a la situación que, según éstos, está atravesando el centro escolar. En primer lugar, los padres de los estudiantes de este colegio no se explican la cantidad de problemas que acumula este centro, que se inauguró en 2009 después de una inversión de 4,5 millones de euros.

Colegio Noreña. LVC (Junta)
Colegio Noreña. /Foto: LVC

Además, lamentan la falta de espacio en el colegio, y la necesidad de la necesidad de la adscripción a un instituto de los alumnos del Noreña conforme culminen su ciclo formativo, algo que se viene reclamando desde antiguo y que aún no tiene respuesta y temen que los 50 alumnos que terminen el próximo curso sean desperdigados al carecer de un instituto de referencia en sus inmediaciones.
Igual situación se repite con el comedor del centro escolar, donde la falta de un lugar adecuado hace que los alumnos almuercen por turnos todos los días. En este sentido, la delegada de Educación de la Junta de Andalucía en Córdoba, Esther Ruiz, no entiende las quejas de los padres de estos alumnos y ha recordado que, precisamente, “son los responsables del centro los que se encargan de los turnos de comedor”, aquí la Junta no tiene responsabilidad ninguna.  Por otro lado, ha aclarado que la Delegación “siempre tiene las puertas abiertas a la comunidad educativa y ya ha habido reuniones con este centro”.
Eso sí, para evitar cualquier suspicacia Ruiz ha insistido en que el propio defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maetzu, “ya manifestó por escrito que estaba a favor de la Delegación territorial de Educación y que, además, la normativa, está en regla”. Aún, así, ha confirmado, que seguirán escuchando las quejas de los padres.