El descuento devuelve la sonrisa a los de Luis Carrión


Un gol de Markovic en la última jugada premia el trabajo de un Córdoba más ambicioso que un ramplón Zaragoza y permite respirar en la clasificación a los de Carrión

(Toni Cruz) El Córdoba ganó con un enorme sufrimiento un partido que tuvo de todo y en el que ofreció más que un timorato Real Zaragoza para lograr tres puntos que saben a gloria y que permiten seguir soñando con una permanencia que va a ser disputadísima.
fútbol
Marckovic celebra su decisivo gol

Carrión no pudo contar de inicio ni con Héctor Rodas ni con Antoñito, por lo que decidió cambiar de sistema a un 4-4-2 con Caro y Bíttolo de laterales y Luso y Cisma de centrales. En el once también entró Kieszek en lugar de Razak, a quien su error en Tarragona terminó de quitarle el puesto.
Por su parte, el Real Zaragoza tan solo presentó un cambio con respecto a la alineación con la que ganó 3-0 al Numancia: Feltscher ocupó el lateral diestro en lugar de Fran Rodríguez.
El balón fue un monopolio del Córdoba desde el principio, con un Aguza muy voluntarioso y un Javi Lara que aportaba sus gotas de calidad en cada lance, pero el conjunto blanquiverde no aprovechaba la posesión con llegadas porque no encontraba ese último pase que marca diferencias.
Apenas un par de centros al área y un disparo de falta que repelió a duras penas Saja fue toda la aportación ofensiva de un equipo que reclamó con insistencia una segunda amarilla a Marcelo Silva justo después de la primera por su airada protesta.
Poco a poco el empuje fue remitiendo hasta que el Zaragoza compareciera en apenas una oportunidad durante los primeros 45 minutos. Le bastó. Un error en el centro del campo fue aprovechado en la penúltima acción del primer acto por Cani para asistir a Ángel, quien se plantó delante de Kieszek y le batió por alto.
Tras el descanso, Agné quitó a Xumetra y metió a Edu García para tener más control en el centro del campo pero nada más sacar de centro un error de coordinación de los maños permitió a Rodri plantarse en una situación análoga a la de Ángel en su gol. Si el canario la metió con calidad, el soriano falló con estrépito.
El Córdoba estaba desorientado y encima Edu Ramos –que completó un partido muy pobre- vio la primera amarilla blanquiverde, con lo que ya es baja para medirse el sábado al Numancia. El malagueño fue sustituido por Piovaccari, con lo que el centro del campo pasaba a ser para Alfaro y Javi Lara. Pero las ocasiones seguían sin aparecer.

 
Más información en minuto90

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here