Aznar: "La justicia no puede asumir responsabilidades políticas"


El expresidente del Gobierno insiste en que en España "la justicia se está viendo obligada a actuar sobre asuntos que no son de su ámbito"

El expresidente del Gobierno, José María Aznar, ha protagonizado una conferencia en el Colegio de Abogados de la ciudad, enmarcada dentro de un programa de conferencias que han versado sobre el poder judicial. En la misma, Aznar ha intervenido para realizar una reflexión sobre el funcionamiento de la justicia en España. Así, el expresidente ha comenzado su discurso aclarando que, desde la distancia, siempre ha respetado el poder judicial y que hacía tiempo que había abandonado la política. “Digo todo esto, porque hablar del futuro de este poder es tan arriesgado como hablar de su presente, porque casi todo es susceptible de ser malinterpretado y porque hoy se descargan sobre la Justicia responsabilidades que van más allá de aplicar la Ley de una manera objetiva y eficiente”, ha explicado Aznar.

José María Aznar junto al presidente del Colegio de Abogados. /Foto: LVC
José María Aznar junto al presidente del Colegio de Abogados. /Foto: LVC

Según el expresidente, la actividad jurídica están conectadas, “inevitablemente”, con procesos de transformación social muy desarrollados y, ante esta situación, “el Derecho debe responder”. Por esto, esta materia, el Derecho, “debe ser un marco estable, cierto y predecible y la seguridad jurídica debe ser esencial”. Sin embargo, ha proseguido Aznar, “existe una tensión entre la estabilidad y los cambios” y, frente a esta tensión, hay ciertas personas “que ponen en cuestión la justicia”, precisamente, “los mismos que reinciden en el uso del Derecho y lo sustituyen por un discurso ideológico que no debe asentarse en un discurso legislativo”. Por ejemplo, los nacionalismos y populismos que “anteponen la Democracia a la Ley”.
Por otro lado, desde hace 15 meses las Cortes Generales no aprueban una Ley formal, “se ha detenido la producción legal hasta mínimos que serán históricos”, ha considerado el expresidente. “Creo que esta circunstancia podría llevarnos a asegurar que la previsibilidad y la certeza a la hora de aplicar la norma se resiente en esa mera formación normativa en la que están el Estado y el resto de instituciones están inmersos”. Por este motivo, “habría que preguntarse si esa norma es necesaria”. En este sentido, Aznar considera que sería necesario “revisar la calidad de muchas normas”, ya que, según Aznar, la proliferación normativa injustificada produce cuatro efectos negativos: “impide identificar a la administración responsable, crea incertidumbre, fragmenta el mercado interior, y hace que aumente el riesgo de irregularidades en los procedimientos y en la gestión”.
José María Aznar junto al presidente del Colegio de Abogados. /Foto: LVC
José María Aznar junto al presidente del Colegio de Abogados. /Foto: LVC

Por supuesto, la estabilidad política “es un activo fundamental”. En este sentido, en un Estado en el que la Justicia está cada vez más “vilipendiada”, José María Aznar considera que “todos los países tienen su momento”. Así, lo principal es que exista un sistema institucional sano. Sin embargo, hay veces, considera Aznar que “se quiere cambiar las cosas sin reflexionar”. Además, “no es posible llegar a acuerdos si no hay una base común, entre personas que piensan de forma radicalmente opuestas”.
Sobretodo, en lo que ha insistido el expresidente del Gobierno ha sido en que en el marco de la separación de poderes “cada uno tiene que jugar su papel”. Así, la Justicia “no debe asumir responsabilidades políticas”, y esto es no hacer que las responsabilidades políticas se diriman en los tribunales”. Por esto, los jueces y los fiscales no tienen la potestad de decidir sobre este tipo de asuntos y que para esto están los ciudadanos y unas urnas.
 
 
 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here