Apoyo a las familias de desaparecidos sin causa aparente


Rosa Sánchez, madre de Paco Molina, habla en representación de las familias de desaparecidos y relata el "horror" y el "dolor" que sufren

El Pleno municipal ha mostrado su respaldo y apoyo a las familias de los desaparecidos sin causa aparente a través de una declaración institucional que ha contado con la intervención de Rosa Sánchez, la madre de Paco Molina, el joven desaparecido en Córdoba hace más de 20 meses. Rosa ha felicitado al Ayuntamiento de Córdoba por ser uno de los primeros de España en mostrar su solidaridad con este colectivo.

Rosa Sánchez, madre de Paco Molina. (desaparecidos)
Rosa Sánchez, madre de Paco Molina. /Foto: LVC

La madre de Paco Molina, que estuvo acompañada por el padre del desaparecido, Isidro Molina, explicó el “horror” y el “dolor” que sufren las familias cuando de pronto desaparece sin causa aparente uno de su familia. En esta declaración institucional, el Ayuntamiento muestra su “solidaridad incondicional con los familiares atenazados por la angustia y la incertidumbre de no saber dónde ni por qué ha desaparecido alguno de sus seres queridos”.
En el texto figura el compromiso municipal de poner en marcha “todos los recursos posibles del ámbito administrativo (Protección Civil, Policía Local, Servicios Sociales), en estrecha colaboración con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado”, así como se hace un llamamiento a los medios de comunicación y a los cordobeses “a sumar sus esfuerzos en una colaboración que permita dar una respuesta inmediata especialmente en los casos de menores y personas mayores o enfermos mentales, así como brindar un apoyo y continuado acompañamiento a los familiares que les buscan”.
En la declaración se afirma que “la experiencia ha venido a confirmar que la absoluta mayoría de las desapariciones denuncias en España año tras año responde a causas ajenas al legítimo libre albedrío de las personas”, por lo que la búsqueda de los desaparecidos “lejos de cuestionar su libertad es una mano tendida frente a circunstancias forzosas de muy diversa índole”.
Por último, se reconoce que “la solidaridad bien entendida supone la reivindicación del derecho a saber de las familias sobre el paradero de sus seres queridos, unido al más absoluto respeto de la libertad individual de cada persona a decidir sobre su vida”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here