La FAV dice que el Ayuntamiento no ha querido dialogar con ellos sobre la carrera oficial


Recuerdan que el Consistorio "se había comprometido a informar suficientemente a la Federación Vecinal Al-Zahara y a contar con sus propuestas al respecto"

La Federación Vecinal Al-Zahara ha criticado este lunes que el gobierno de PSOE e IU en el Ayuntamiento de Córdoba “no está primando la seguridad y la accesibilidad en la Semana Santa 2017”, con motivo del traslado de la carrera oficial al entorno de la Mezquita-Catedral, “habiéndose plegado a una política de hechos consumados”. Según ha recordado Al-Zahara, el Consistorio “se había comprometido a informar suficientemente a esta federación vecinal y a contar con sus propuestas al respecto, pero a menos de 35 días del comienzo de los recorridos procesionales, es materialmente imposible realizar un proceso participativo adecuado”.

Nazareno. Ganemos oficial vecinos
Nazarenos de la hermandad del Huerto./Foto: Jesús Caparrós

De hecho, la federación vecinal ha dicho lamentar que, “al margen de ver un plano de la ubicación de palcos y sillas, la única información con que contamos es a través de los medios de comunicación, a pesar de haber reiterado la aportación de la misma desde hace dos meses”. Al-Zahara considera que “el traslado de la carrera oficial se está haciendo de manera precipitada e improvisada” y que el Ayuntamiento “no está teniendo en cuenta las necesidades y preocupaciones del vecindario afectado, ni el de todos los ciudadanos que quieran asistir a los recorridos procesionales”.
Los vecinos han señalado que no cuestionan “la legítima solicitud de la Agrupación de Hermandades y Cofradías de trasladar la carrera oficial al entorno de la Mezquita-Catedral”, pero “el Ayuntamiento tenía que haber antepuesto la seguridad de los asistentes, la accesibilidad de los residentes y a los comercios de la zona, y la repercusión para los habitantes de la zona del Campo de la Verdad, que ya se ven afectados por la Feria”, antes que sólo mirar “la mera rentabilidad económica y turística”.
Esto va a significar, según ha subrayado Al-Zahara, que “los vecinos afectados tendrán que sufrir fuertes restricciones en su vida cotidiana durante diez días, sin poder ni siquiera opinar sobre las mismas, ni siquiera a través del Consejo de Distrito Centro”. Por ello, Al-Zahara considera que “el traslado de la carrera oficial se está haciendo de manera precipitada e improvisada” y que el Ayuntamiento “no está teniendo en cuenta las necesidades y preocupaciones del vecindario afectado, ni el de todos los ciudadanos que quieran asistir a los recorridos procesionales”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here