Emotivo Pleno de despedida a Ocaña


Pleno homenaje a Andrés Ocaña.
Pleno homenaje a Andrés Ocaña. /Foto: LVC

Mucha emoción en el mismo salón de Plenos en el que -primero desde la bancada de la oposición y luego como alcalde- Andrés Ocaña dedicó a ese servicio público que tanto se está ponderando desde que a última hora de la noche de ayer se conociera su inesperado fallecimiento. Esta sesión urgente y extraordinaria del Pleno se celebra por primera vez en Córdoba a la muerte de un regidor y en este caso ha logrado reunir entre el público a un buen número de concejales de todos los signos políticos así como a las seis personas que han sido alcaldes de la ciudad.
En la primera fila destacaba la presencia de Julio Anguita junto a Herminio Trigo, Manuel Pérez, Rafael Merino, Rosa Aguilar y José Antonio Nieto. A todos ellos saludó personalmente Isabel Ambrosio en una jornada cargada por la tristeza y la emoción. Familiares de Andrés Ocaña, amigos, compañeros de partido, funcionarios del Ayuntamiento, representantes vecinales, y un sin fin de colectivos no quisieron faltar a este acto de despedida que pese a su rigidez no estuvo exento de sentimiento.
Rafael Merino firma en el libro de condolencias.
Rafael Merino firma en el libro de condolencias. /Foto: LVC

La alcaldesa abrió el acto destacando que “el servicio público es un servicio vocacional en el prestas su tiempo a los demás” y que en el caso de Ocaña se le quiere “dar las gracias por el esfuerzo de dedicarlo para que esta ciudad funcionara un poquito mejor”. A continuación se leyó una declaración institucional en la que se reconocía que con la muerte de Ocaña “la ciudad de Córdoba pierde un referente en lo que a la justicia social, la igualdad y la honestidad en el ejercicio de la función pública se refiere, cualidades demostradas en su vida profesional y en su dedicación política a este Ayuntamiento como concejal primero y como alcalde después”. En el plano personal se ha reconocido que con su desaparición se marcha “todo un ejemplo de cómo trabajar por esta ciudad desde la discreción y sin buscar otra recompensa que la mejora de la vida de la ciudadanía, a la que sirvió sin desmayo y con una dedicación ejemplar”.
Tras un minuto de silencio y un largo aplauso, tras el Pleno la Corporación abrió un libro de condolencias en la zona de Alcaldía donde los asistentes dejaron una muestra de sus sentimientos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here