Hostetur denuncia el "bloqueo" del Ayuntamiento a los veladores


Según Hostetur, el origen está "la persecución que el sector de la hostelería cordobesa está sufriendo, ya que la disposición de la licencia de apertura es condición indispensable".

La Asociación Cordobesa de Hostelería y Turismo Hostetur ha denunciado que la paralización que existe desde agosto de 2015 en la tramitación de las licencias de apertura “bloquea que se puedan conceder licencias de instalación de veladores”. Esta situación, que se prolonga desde hace año y medio y cuya responsabilidad recae en la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Córdoba, está en el origen de “la persecución que el sector de la hostelería cordobesa está sufriendo, ya que la disposición de la licencia de apertura es condición para disponer de la de veladores”.

Terraza con veladores en Ronda de los Tejares. (Hostetur)
Terraza con veladores en Ronda de los Tejares. /Foto: LVC

Frente al retraso de año y medio en la gestión de las licencias de apertura, las solicitudes de autorización de veladores son informadas negativamente no porque no cumplan con la normativa de ubicación, sino porque al establecimiento no se le ha concedido aún la autorización administrativa de apertura ante el atasco de un millar de expedientes que existe en la Gerencia de Urbanismo.

Hostetur concretó que quien genera “este círculo diabólico al no cumplir con los plazos legales de concesión de apertura es quien al mismo tiempo demanda a la hostelería un cumplimiento de requisitos de imposible cumplimentación o, lo que es lo mismo, quien no cumple con los plazos que le impone la Ley es quien manda a la Policía Local a hacer cumplirla”. Por ello, la organización empresarial considera que se trata de  una “clara sucesión de hechos que demuestra que se está ejecutando una persecución premeditada contra uno de los sectores más relevantes de la economía cordobesa”. 

Esta situación se une a “la persecución” que se produce al plantear medidas fuera de la propia normativa del Ayuntamiento de Córdoba, la Ordenanza de Veladores aprobada por el Pleno municipal el 17 de enero de 2008, con la que “intimidan” al sector los actuales integrantes de la Mesa de Veladores. Esta realidad ha situado a la hostelería cordobesa en una situación “de tensión, intranquilidad, zozobra y, sobre todo, de indefensión jurídica”, ya que las propuestas que se lanzan desde la Mesa de Veladores no se atienen a la regulación vigente en la ciudad desde hace nueve años.

Mesa de Veladores. /Foto: LVC (Hostetur)
Mesa de Veladores. /Foto: LVC

La organización empresarial de la hostelería y el turismo denunció que, aparte del incumplimiento de la Ordenanza, las medidas que se van anunciando tienen “un claro objetivo recaudatorio”, al pretender pasar en algunos casos de 3,25 metros cuadrados de superficie por velador, que es la que establece la normativa, a 4,41 metros cuadrados, con más ocupación y menos sillas, ya que el Ayuntamiento “recauda en función de la superficie y no del número de veladores o de personas que los pueden ocupar”.

Es decir, que lo se le plantea al sector de la hostelería cordobesa, uno de los más castigados por la crisis, “es cobrarle más por menos, al tiempo de afectarle en el rendimiento, con medidas como la anunciada retirada de las sombrillas en algunas zonas, actuación que impide la propia Ordenanza municipal, ya que esta es parte del conjunto que forma el velador, junto a una mesa y cuatro sillas”.

Hostetur considera “incongruente” que mientras que la Gerencia de Urbanismo paraliza la tramitación de los expedientes, anuncia el incumplimiento de su propia norma y guarda “un silencio torticero” sobre, por ejemplo, la propuesta presentada hace más de dos meses sobre la reordenación conforme a la Ordenanza de la calle de la Plata, haga suyo ahora, a través de la Mesa, el planteamiento de utilizar zonas de aparcamiento para ubicar veladores, cuando se trata de una propuesta presentada al comienzo de sus trabajos por la representación del sector hostelero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here