La mutua policíal califica de "gravísima" la actitud de Ambrosio sobre la Comisaría


Mupol afirma que ese proyecto constructivo se paralizó, porque la máxima autoridad policial de la época "ordenó que los terrenos fueran para aparcamientos y talleres"

La Mutua de Previsión Social de la Policía (Mupol) ha enviado una carta al Ayuntamiento de Córdoba en la que reprocha la actitud de la alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio en cuanto a la Comisaría. Según Mupol,”las noticias de que el Ayuntamiento incita al Ministerio de Interior para que consolide una posición ilegítima que se ha producido en tiempos de la dictadura franquista, mediante una orden de un general del Ministerio de la Gobernación, son gravísimas”.

Comisaría de Campo Madre de Dios (mutua)
Comisaría de Campo Madre de Dios. /Foto: LVC

La Mutualidad de Previsión Social de la Policía, además, ha reivindicado la propiedad de los 2.000 metros cuadrados del terreno en Campo Madre de Dios y ha afirmado que “si no se pudo construir las viviendas en su día fue porque se lo impidió el Gobierno de entonces”. De esta forma, Mupol ha informado de que fue creada en 1951 por el Ministerio de la Gobernación, bajo la denominación de Asociación Mutua Benéfica de la Policía Armada y de Tráfico y que era de adscripción y permanencia obligatoria para todos los policías. El colectivo estuvo controlado y dirigido por mandos policiales en régimen militar hasta 1989, “sin que en ese periodo de tiempo existiera ninguna participación democrática de los mutualistas en sus órganos de gobierno”.

En ese contexto, se produjo en 1958 la cesión de los terrenos a la mutualidad, que los pavimentó y cercó perimetralmente, con un coste de 80.000 pesetas de la época, “procediendo posteriormente a realizar un encargo arquitectónico que la construcción de 30 viviendas policiales”.
Isabel Ambrosio y Juan José Primo Jurado. comisaría (mutua)
Isabel Ambrosio y Juan José Primo Jurado. /Foto: LVC

Al hilo de ello, Mupol ha afirmado que ese proyecto constructivo se paralizó, porque la máxima autoridad policial de la época “ordenó que los terrenos fueran ocupados para dar servicio a la comisaría como aparcamiento y talleres”. Desde Mupol  han destacado que tanto el Ayuntamiento, como el Ministerio conocen la situación desde hace décadas e insisten en que la actual mutualidad es ahora una entidad sin ánimo de lucro que actúa como previsión social dentro del ámbito de la Dirección General de la Policía, otorgando prestaciones a los mutualistas de carácter complementario a la Seguridad Social, tales como jubilación, vida y accidentes, “por lo que cualquier pérdida de patrimonio repercutirá directamente en la rentabilidad y prestaciones que otorga a sus más de 16.000 mutualistas activos”.
En definitiva, la mutualidad ha concluido afirmando que  que “si el Ministerio desea ejercer acciones de prescripción administrativa, deberá ejercer su supuesto derecho conforme a las reglas establecidas en el Código Civil y serán los tribunales quienes decidan”.